lunes, 25 de mayo de 2015

Conciencia Ciudadana

Héctor Astudillo el próximo gobernador de Guerrero

Por. Raúl Méndez Díaz.
No cabe duda, la vida es como una rueda de la fortuna, unas veces de subida hasta llegar a la cima y otras en descenso hasta llegar abajo. Hace diez años, Héctor Astudillo Flores como candidato a Gobernador de Guerrero, pagó las consecuencias de tantos errores acumulados por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que lo postuló, pero sobre todo por los pésimos resultados de sus compañeros en presidencias municipales y diputaciones locales. El hartazgo de la población en general le cobró la factura con el voto de castigo, a pesar de haber sido un fuerte candidato, con arraigo y con una destacada trayectoria política y laboral.

En ese entonces, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), ganó la contienda electoral con la bandera del cambio, que finalmente la gente con el poder de su voto decidió experimentar con ese partido para gobernar Guerrero. Sin embargo, esa esperanza de cambio se desvaneció casi de inmediato, que hasta disculpas le ofrecieron a Héctor Astudillo, reconociendo la equivocación por no haber votado por él. 
Ahora, las circunstancias son muy parecidas, sólo que a la inversa y peor aún. Durante alrededor de una década de gobierno del PRD, la población en general se encuentra desesperada por la crisis de gobernabilidad que existe en el Estado de Guerrero, con problemas serios que están sumiendo a la entidad en el retroceso.
Ahora Héctor Astudillo, es el que cuenta con la mayor aceptación en las preferencias electorales, que lo perfilan como el virtual triunfador y próximo gobernador del Estado de Guerrero.
El más recurrente señalamiento que le hacen los opositores de Astudillo, es que no ha concluido los cargos que ha ocupado, pero eso en lugar de ser una atenuante en su contra, es exactamente lo contrario, es una prueba de su liderazgo y preparación, es decir, ha sido llamado para desempeñar otras responsabilidades, precisamente por ser un cuadro altamente capacitado para el servicio público y para las actividades políticas.
“Un Guerrero con Orden y Paz”, no es ninguna ocurrencia o simple slogan de campaña, es una exigencia real de la sociedad en general, que ahora manifiesta su hartazgo por la ineficiencia e ineficacia del actual gobierno perredista.
El que Astudillo Flores sea el puntero en las tendencias electorales, es la muestra  fehaciente de que es el candidato más fuerte, con mayor aceptación y con propuestas de trabajo realistas, con enormes perspectivas de que el Estado de Guerrero, recupere la tranquilidad y la paz con progreso y desarrollo social.
Cuenta con un bien estructurado esquema de trabajo, basado en seis ejes temáticos que son prioritarios, con los que propone incluir el esfuerzo y talento de la ciudadanía para ejecutarlos; así cobra especial relevancia la Seguridad, la generación de Empleos, la Educación de Calidad, la Salud, el impulso al Turismo y la inversión en el Campo. La rueda de la fortuna vuelve a girar, con indicadores de que será Héctor Astudillo el próximo gobernador de Guerrero.
“TODOS POR LA PAZ Y POR UNA MEJOR CONCIENCIA CIUDADANA.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario