lunes, 1 de febrero de 2016

Ignacio Chávez, Guerrerense insigne y un ejemplo a seguir: Carlos de la Peña


El secretario de Salud, a nombre del gobernador del estado, presidió el 119 Aniversario de su Natalicio en su tierra natal

Zirándaro de los Chávez, Guerrero, 31 de enero.- En representación del gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, presidió en la Plaza Cívica de esta ciudad la ceremonia del 119 Aniversario del Natalicio del doctor Ignacio Chávez Sánchez. 

Indicó que el doctor Chávez es uno de los guerrerenses que han hecho historia con mayúscula, de los hombres que nunca mueren, que trascienden en el tiempo porque sus ideas y actos generan conocimiento, progreso y construyen humanidad.
Ante la presidenta municipal, María Yolanda Anaya Cruz, y del presidente de Desarrollo Cultural y Municipal “Doctor Ignacio Chávez Sánchez”, José Luis Damián Adán, mencionó que el hoy homenajeado fue un médico cardiólogo insigne, un gran educador, un científico reconocido mundialmente, un creador de instituciones, un profundo humanista.
Por ello, agregó, es un gran honor estar en Zirándaro para conmemorar el 119 aniversario del nacimiento de este gran galeno. Su legado puede constatarse en la siguiente frase: “la preocupación máxima del hombre debe ser el hombre mismo”.
Señaló que en esta ocasión se rinde tributo de admiración a un  hombre del que nos sentimos orgullosos, que honra enormemente a Guerrero, y cuyas palabras y acciones enorgullecen a todo México.
Manifestó que sus ideas, ideales y acciones nos convocan porque tienen plena vigencia. Es por ello que rendimos homenaje y gratitud al personaje que fue no sólo un médico muy distinguido, sino un gran educador, un científico reconocido en todo el mundo, un maestro ejemplar, un humanista, un hombre de gran corazón, expresó
Destacó el talento del doctor Chávez, su capacidad y dedicación que quedaron claras desde muy joven, pues a los 23 años era ya rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, y que su ejemplar deseo de superación lo condujo a especializarse en Europa, para que a los 33 años fuera director de la Facultad de Medicina de nuestra Universidad Nacional.
Relató que movido por la convicción de que debía poner toda su capacidad al servicio de su nación durante los siguientes 30 años de su vida, Ignacio Chávez se dedicó a fortalecer y ampliar las instituciones médicas del país.
Recordó que en el Hospital General de la Ciudad de México, del que también fue director, produjo su transformación para convertirlo en un centro de enseñanza e investigación de calidad y en un espacio humanitario para los pacientes.
El Secretario de Salud de Guerrero resaltó que el hoy homenajeado, con una visión que se adelantó a su tiempo, formó en el Hospital General, el servicio de Cardiología, que más tarde se convirtió en el Instituto Nacional de Cardiología, el cual merecidamente lleva su nombre, y que fue el primero en su tipo a nivel mundial.
El doctor Chávez, señaló, en 1961 accedió al llamado que le hizo la Universidad Nacional Autónoma de México para ocupar la rectoría, y por tanto, para erradicar el analfabetismo con actitud de entrega y fervor.
A los presentes en esta ceremonia De la Peña Pintos, hizo un reconocimiento a este distinguido zirandarense, reformador médico y universitario; un humanista que siempre quiso estar adelante de su tiempo.
Lo calificó como un paradigma de los guerrerenses que se entregan y se levantan sobre lo mejor de sí mismos, y por tanto, un ejemplo que debemos seguir en Guerrero, donde tanta falta nos hace difundir historias de paisanos de esta talla, historias de paz y de esperanza.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario