miércoles, 12 de abril de 2017

La secretaría de salud refuerza la vigilancia epidemiológica en esta temporada de calor

Chilpancingo, Gro. 11 de abril 2017.- Durante la actual temporada de primavera y hasta el mes de octubre la temperatura en diferentes lugares del estado de Guerrero oscila entre los 30 a 45 grados centígrados, por tal motivo la Secretaría de Salud refuerza la vigilancia epidemiológica, la difusión de medidas preventivas y la atención médica en las zonas de mayor riesgo, para evitar casos de deshidratación, y enfermedades diarreicas entre otros padecimientos.

En la temporada de calor, que corresponde del 22 de marzo al 10 de octubre, es en el mes de abril cuando se registran temperaturas mayores a los 40 grados centígrados. En este periodo la presencia de padecimientos gastrointestinales se incrementa debido a la pronta descomposición de los alimentos a causa de las altas temperaturas o a la falta de medidas higiénicas en la preparación.
También aumentan los riesgos a la salud por exposición a altas temperaturas (30°a 50°C) lo que repercute en mayores casos de deshidratación, insolación, golpes de calor y quemaduras solares. La población más afectada son los adultos de 60 años y más, los menores de cinco, los recién nacidos y las embarazadas.
Ante esto la Secretaría de Salud recomienda detectar oportunamente los signos de alarma en pacientes con cuadros diarreicos como son: irritabilidad, boca y lengua secas; saliva espesa, palidez de la piel y las mucosas, llanto sin lágrimas, ojos hundidos (en niños pequeños mollera hundida y el signo de lienzo húmedo (al pellizcar la piel, ésta no vuelve a su posición original).
Asimismo identificar los síntomas de golpe de calor o insolación, manifestados con: temperatura elevada mayor a 40 grados, piel roja, caliente y seca (sin sudor), labios secos, pulso más fuerte de lo normal, dolor palpitante de cabeza, mareo, nausea, confusión y pérdida de la conciencia.
Al primer síntoma de diarrea, deshidratación o golpe de calor, tomar Vida Suero Oral, evitar la automedicación y acudir de inmediato a la unidad de salud más cercana.
Otras de las recomendaciones preventivas son: tomar muchos líquidos, evitar exponerse por periodos prolongados a los rayos del sol, lavarse las manos antes de preparar alimentos, de comer y después de ir al baño o cambiar el pañal.
Consumir inmediatamente los alimentos después de prepararlos o refrigerarlos para evitar su descomposición, no consumir alimentos en la calle o de dudosa procedencia. Usar ropa ligera y de colores claros, sombreros o sombrilla y mantenerse en lugares frescos.
La dependencia estatal también informó que la vigilancia epidemiológica durante la temporada de calor se fortalecerá en las siete jurisdicciones sanitarias para beneficio de más de 3 millones de habitantes, con énfasis en las localidades ubicadas a menos de mil metros sobre el nivel del mar, en las regiones costeras y en las zonas áridas.
A su vez darán las pláticas educativas a madres de niños menores de 5 años sobre la preparación de Vida Suero Oral y de enfermedades diarreicas agudas, además de que a través de la Subsecretaría de Regulación, Control y Fomento Sanitario se realizaran visitas para vigilar y regular a establecimientos que expenden y producen alimentos para consumo humano, entre otras acciones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario