miércoles, 12 de abril de 2017

MEMORÁNDUM

*** ¿El hijo prodigo?

Gerardo Ruano Cástulo
Mario Moreno Arcos es ya Delegado Estatal del ISSSTE en Guerrero. El Gobernador Héctor Astudillo Flores fue testigo de honor de la toma de protesta. Y el punto medular del acontecimiento, más allá de su regreso a la escena pública, es la presencia de los liderazgos que hoy tienen más vigencia dentro del PRI en la entidad.

Lo hemos dicho, el Gobernador Héctor Astudillo es factor de unidad. Su liderazgo se respira en el ambiente. No es casual, que en el evento de ayer, hayan estado reunidos, el subsecretario de Gobernación, René Juárez Cisneros, el ex alcalde porteño, Manuel Añorve Baños, y por supuesto, el nuevo delegado del ISSSTE, Mario Moreno.
El mensaje es claro. El PRI de Guerrero se enfila a llegar unido a la cita electoral de 2018. Es sabido, que Mario Moreno lucía como el viable para dirigir al Partido Tricolor en el Estado. Pero esto, hacía sangrar la herida de la página del triunfo Aguirrista sobre el Añorvismo. No parecía ser el mejor momento para ésta designación.
En cambio, su llegada a la delegación del ISSSTE, con el respaldo de la federación, ha resultado ser el momento propicio, para que envíen un mensaje de unidad; y también, de que Mario Moreno es un activo valioso dentro de su partido.
Queda claro, que el Gobernador Héctor Astudillo es factor de unidad entre los priístas. Y que por lo mismo, le estaría apostando, a ir con todo en las elecciones del año próximo.
No sé, si atrás hayan quedado todas las diferencias entre los grupos del PRI. Si a Mario Moreno le hayan perdonado su nulo apoyo a Manuel Añorve en la elección de 2011. No lo sé. Pero lo que si entiendo, es que hoy, dadas las circunstancias, se necesitan entre ellos, para enfrentar lo que se viene en 2018. Y el factor de unidad, es el Gobernador Héctor Astudillo.
Por algo, ayer mismo, para aderezar mejor el arribo de Mario Moreno a la Delegación Estatal del ISSSTE, hicieron entrega, con el Mandatario Estatal, la cifra histórica de más de tres mil préstamos, a trabajadores que cotizan en la Institución, por un monto que oscila, según los datos que se revelaron, alrededor de los 250 millones de pesos.
Al final del día, los priístas deben tener muy claro el análisis retrospectivo. Estuvieron 10 años fuera de Casa Guerrero. Fue así, por sus yerros y la división. Hoy, el Gobernador Héctor Astudillo le apuesta a tres cosas, desde su gobierno: Trabajo, honestidad y transparencia. Y al seno de su partido, a fortalecer la unidad y contar con el mejor patrimonio humano que tiene el PRI en la entidad.
Hoy, se le dio su espacio a Mario Moreno. Así como en la escena del regreso del hijo prodigo a casa. Todos le abrieron los brazos para recibirle. Por algo, el mismo Director Nacional del ISSSTE le vino a tomar la protesta. El Gobernador dejo patente su liderazgo. Esa es la cuestión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario