jueves, 18 de mayo de 2017

OPINION

Guerrero y Michoacán; Diferencias
Por Manuel Tello Zapata
Finalmente, el Gobierno federal está poniéndose en su papel de apoyar con hechos al Gobierno del Estado en la lucha contra la delincuencia organizada. Mientras no se eliminen los fueros en el Código Penal, el combate a los cárteles, cuya acción está tipificada como un delito del fuero federal, le corresponde al Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.

La visita del gabinete federal de Seguridad en pleno realizada el martes, para evaluar con el Grupo de Coordinación Guerrero que encabeza el Mandatario Héctor Astudillo Flores, dejó en claro que ahora si se va establecer un operativo amplio y eficiente como el que se llevó a cabo en Michoacán, donde en un año de trabajo se devolvió la seguridad a todos los municipios de ese Estado.
A diferencia de Michoacán, donde había un Gobernador que fue destituido por sus vínculos con la delincuencia y se puso en su lugar a un Rector universitario sin brújula, por lo que se hizo necesario designar a un Comisionado federal con amplios poderes, en Guerrero se cuenta con un Gobernador que está trabajando con resultados, por lo que no será necesaria la figura de un Comisionado.
En nuestro Estado opera un Grupo de Coordinación donde se agrupan los principales mandos Militares, de la Marina y de la Fuerza estatal, que encabeza el propio Gobernador, por lo que no se requiere de un Comisionado, algo que dejó bien establecido por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, quien añadió que el Gobernador de Guerrero tiene todo el apoyo del gobierno federal.
LOS CONFLICTOS A ATENDER.
Dentro del agudizamiento de las acciones de violencia en diversos puntos de nuestro Estado como Chilapa, Acapulco Chilpancingo y Tierra Caliente, el Gobierno en sus tres niveles debe atender un problema que ha ido creciendo hasta alcanzar niveles de gran peligrosidad para la ciudadanía. Nos referimos desde luego: a las policías comunitarias, que surgieron con el fin de brindar protección a los habitantes de sus comunidades, pero con el tiempo se han pervertido a grado tal, que solo la intervención del Ejército podrá meter orden en este caso.
Actualmente los comandantes principales de estos grupos como el FUSDEG o la UPOEG, son personajes de horca y cuchillo que hacen y deshacen a su gusto. Ordenan el asesinato de sus contrincantes y se enfrentan con armas de alto poder -un grupo contra el otro-, sin que nadie pueda detenerlos.
El operativo federal que ya está actuando en nuestra entidad, debe detener a los principales jefes de las bandas delictivas; pero también se debe regular a los grupos de policías comunitarias, que deben ajustar sus funciones a lo que la ley les autoriza. Nada Más. 
También se debe investigar a los Presidentes municipales, porque con lo sucedido en San Miguel Totolapan con el actuar impune de dos bandas y Zihuatanejo, donde la policía municipal estaba igual de infiltrada por las mafias como sucedió en Iguala, está claro que por lo menos el 50% de los alcaldes, de grado a por la fuerza, están involucrados en relaciones con la delincuencia organizada.
TRABAJO Y RESULTADOS.
Dentro de su diario trajinar como dirigente de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud, la Diputada federal por el séptimo distrito, Beatriz Vélez Núñez, sostuvo una reunión con trabajadores de municipios como Tecpan de Galeana, Coyuca de Benítez y San Gerónimo en Costa Grande. Dentro del diálogo sostenido, Betty Vélez informó a sus compañeros sobre temas como jubilaciones y pensiones concepto 30. Despejó diversas dudas e hizo entrega de formatos de alta al ISSSTE, hojas de préstamos, uniformes y regalos para sus hijos.
Una vez que terminó el segundo período de sesiones en el Congreso federal, la diputada Vélez Núñez manifestó su satisfacción porque se realizaron casi 37 modificaciones tanto a la Constitución como a las leyes federales, destacando la reforma a la Ley de Salud y al Código Penal Federal, donde se aprobó el uso terapéutico y medicinal de la mariguana, para tratar alrededor de 40 enfermedades, que beneficiarán a miles de enfermos y sus familias.
PRI; DURO Y A LA CABEZA.
Luego de que el Presidente municipal de Zumpango, Pablo Higuera Fuentes, también coordinador de los Alcaldes perredistas, hiciera un reconocimiento y elogios al trabajo del Gobernador del Estado, Héctor Astudillo Flores, en favor de todos los municipios, el dirigente estatal del PRI, Heriberto Huicochea Vázquez, externó palabras de apoyo para el Alcalde Higuera Fuentes porque al margen de ideologías o colores partidistas, actúa como un Presidente municipal que verdaderamente trabaja como tal.
Huicochea indicó que esta actitud contrasta totalmente con la del dirigente estatal del PRD, Celestino Guzmán Cesáreo, quien se ha dedicado a proferir ataques infundados en casi todos los casos, contra el Gobernador, siguiendo las instrucciones de su “jefaza” Beatriz Mojica Morga.
Asegura Huicochea que Celestino Cesáreo es un político con falta de altura política y con gran mediocridad; expuso que el dirigente perredista miente cuando asegura que Astudillo le pone la bota en el cuello a los alcaldes pese a que Higuera Fuentes, que es miembro de su partido, asegura lo contrario. “un político que a todo le ve lo malo es simplemente un pusilánime que expone sus actitudes revanchistas, de intolerancia y dogmáticas en las que solo su verdad es la única”, puntualizó.
Huicochea Vázquez habló fuerte y claro en apoyo al Gobernador, porque si alguien debe estar al frente para responder a las diatribas y ataques, es precisamente el dirigente del partido en que milita el primer priista del Estado: Héctor Astudillo Flores. Por otra parte, Heriberto realiza importantes acciones de trabajo al interior de su partido, como el fortalecimiento de su estructura y encabezando programas y acciones de apoyo a la militancia, como fue lo hecho el Día del Niño y Día de las Madres.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario