jueves, 6 de julio de 2017

Charlatanes o vendedores de fe proliferan en las calles de Zihuatanejo


*Secretaria de Salud permite su actividad y la ciudadanía está expuesta: JMH
*Auto medicarse o recibir recomendación médica es riesgosa
*Son personas que están de paso y no habría responsabilidad
Por Jorge de la Rosa
Zihuatanejo, Gro.- La venta de productos de dudosa procedencia en las calles de Zihuatanejo es una actividad ilegal, sin control de salubridad, permitida por la Dirección de Actividades Comerciales, Industriales y Espectáculos Públicos (Reglamentos), en donde personas que vienen a comercializar productos, en su mayoría de origen natural, que con mucho ingenio y creatividad, en ocasiones contando con los llamados “paleros” engañan a la gente necesitada de algún medicamento que les ayude a solucionar un padecimiento; esto tiene que ser regularizado y verificado por las instancias correspondientes, así considera la regidora de Comercio y Abasto Popular Jessica Mendoza Hernández, del Movimiento de Regeneración Nacional (morena).

En estos días se ha visto en la avenida Benito Juárez del primer cuadro de la ciudad, un grupo de personas que de manera ingeniosa y con algunos llamados “paleros”, invitan a los ciudadanos para que compren o conozcan productos al parecer de origen natural, los cuales garantizan recobrar la salud o en su defecto, curarlos de una infinidad de dolencias.
Ciudadanos sin malicia y curiosos por la forma en que se promueven estos productos, hacen una “bolita” lo que causa que otros más se acerquen para ver qué es lo que se anuncia o están ofreciendo.
De esta manera, un merolico de manera ingeniosa y con mucha verborrea, presenta supuestos medicamentos, la mayoría naturales como una ganga, por lo que muchos ingenuos compran y se desconoce si estos son en realidad lo que dicen ser.
Sobre lo anterior, la regidora de Comercio y Abasto Popular en el ayuntamiento de Zihuatanejo y proveniente del partido Movimiento de Regeneración Nacional (morena), Jessica Mendoza Hernández dijo que deben ser los responsables de salud municipal y estatal, quienes intervengan pues se desconoce el origen de estas medicinas.
También la Dirección de Actividades Comerciales Industriales y de Espectáculos Públicos (reglamentos) tiene la obligación de verificar permisos e identidad de estas personas, quienes muchas veces están de paso, para poder reclamar sobre estos medicamentos en caso de alguna reacción de quienes las compren.
No se debe auto medicar, dijo claramente Mendoza Hernández, ya que puede ser contra producente para quienes lo hacen, la recomendación siempre acudir con un profesional de la salud.
Además reconoció la regidora Jessica Mendoza Hernández que este tipo de actividad es muy antigua ya que nuestros abuelos, padres y otros. compraban estos productos que de alguna manera seguimos creyendo; por lo que considera que es un poco de fe o charlatanería pero se debe reglamentar y no permitir abiertamente pues puede perjudicar a las personas y en caso de algún problema no habría a quien responsabilizar.
Finalmente, el llamado es a la secretaria de salud y a reglamentos para que verifiquen permisos y la procedencia de estos medicamentos que se expiden sin receta médica y por personas que están de paso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario