jueves, 13 de julio de 2017

MEMORÁNDUM

***El valor de la confianza en el SUSPEG
Gerardo Ruano Cástulo
El pilar principal de las ventas es la confianza. Dada la situación actual, donde abunda la información, la clientela debe sentir y respirar seguridad. De que el producto cumple con las expectativas. No basta con una buena apariencia. Ante la misma violencia que impera en el país, la confianza adquiere un plus enorme.

Ahora que se acerca la sucesión en el SUSPEG, se comienzan a manejar algunos nombres de aspirantes a la Secretaría General del Comité Central Ejecutivo. De esa baraja, el nombre que suena con más fuerza, es el del Secretario de Previsión Social del Sindicato, David Martínez Mastache.
La aspiración del oriundo de Iguala está cimentada sobre una base sólida. Comenzando por su trayectoria de servicio. Y pasando por los consensos que ha alcanzado, puesto que se habla de más del 80 por ciento de los liderazgos seccionales y naturales que estarían apoyando su futura candidatura.
La aspiración de Mastache, como se le conoce en el SUSPEG, tiene como mayor fortaleza, el índice positivo de confianza que ha generado. Los consensos en torno a él, son producto de su calidad humana y resultados de trabajo.
El SUSPEG no está para una aventura política. Mucho menos para la improvisación. Ni hablar de mercenarios que solamente apuestan a llevar agua a su molino. Se impone el valor de la confianza. De impulsar un proyecto que genere certidumbre. Que garantice trabajo responsable. Que posea una visión clara de lo que el sindicato necesita. Que posea un proyecto nítido para fortalecer más a la organización.
Ese tesoro de la confianza, es lo que genera credibilidad en la persona de David Martínez MASTACHE. Porque el hecho, va más allá de la amistad que le une al actual líder, Adolfo Calderón Nava. De que el Gobernador, Héctor Astudillo Flores, lo ve con buenos ojos.
Al final del día, la sucesión se definirá en las urnas. Ahí, los suspegistas votarán de forma libre y secreta. Y seguramente, lo harán a favor de quien genere ese clima de confianza. Quien tenga un mayor grado de credibilidad.
Sobre la confianza, descansan las expectativas de mejores resultados. Es así, porque la confianza se gana en el terreno de los hechos. En la balanza, David Martínez MASTACHE tiene los mejores frutos. Trabaja con humildad. Siempre con los pies sobre el piso. Su sencillez le distingue. Como también su eficacia en el trabajo. Hablamos, más allá de coordinar dos campañas ganadoras en el Sindicato. De generar resultados tangibles, que pueden ser calificados por secretarios seccionales y la misma base trabajadora, como ha sucedido en su encargo actual.
Los grandes consensos en el SUSPEG se han fortalecido, en virtud de la confianza que inspira Mastache. Y no olvidar, que no hay mejor base y pilar para vender un producto, proyecto o candidatura, que el tesoro de la confianza. La gente quiere seguridad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario