martes, 18 de julio de 2017

MEMORÁNDUM

*** La crítica como deporte.
Gerardo Ruano Cástulo
El raquítico rating de la Secretaria General del PRD Nacional, Beatriz Mojica Morga, debe ser un signo de preocupación en ese Instituto Político. Debe ser así, porque en poco tiempo, habría tirado por la borda, el respaldo obtenido en la elección de 2015.

Se manejaba en el ambiente, que el saldo de la elección a gobernador; aunque adverso, ubicaría a la ex candidata al Gobierno de Guerrero, como la más fuerte aspirante para buscar la senaduría en 2018. En la ruta por la revancha en 2021.
Su incursión en la Secretaría General del PRD, daba señal de la posición privilegiada alcanzada por Beatriz Mojica, en el Perredismo nacional. Sin embargo, todo parece indicar, que no ha procesado lo ocurrido en 2015. Los estragos de la derrota aún podrían estar vivienda en ella.
Se entiende que esto ocurra, puesto que no es fácil soportar un revés. Mucho menos, del tamaño de una elección por la gubernatura. Y Más todavía, cuando en su equipo no cabía el escenario de la derrota, con todo y los yerros graves de los gobiernos perredistas. Pero también es cierto, que hay liderazgos que saben procesar los más duros golpes. Saben convivir con el rechazo. Lo que no sucedería en éste caso.
El punto es, que lejos de incrementar simpatías, Beatriz Mojica parece ir cayendo del ánimo. No le ha servido la crítica recurrente en contra del gobierno Astudillista. Evidentemente, al no ofertar algo diferente, los apoyos se podrían estar cargando hacia otra parte.
Es cierto, la inseguridad y violencia son el tema principal de la agenda nacional. No solo de Guerrero. En la entidad, lo que se aprecia, es a un Gobernador, Héctor Astudillo Flores, que tiene una magnífica relación con el Congreso, incluidos los diputados del PRD. Es bien recibido en los municipios; contando a aquellos donde gobierna el partido del Sol Azteca.
No hay exclusión en el Estado. Las obras llegan a todas las regiones. El impulso al turismo en Acapulco, gobernado por el PRD, es de un nivel importante.
El Gobernador, Héctor Astudillo, recibió un estado hirviendo. Ha logrado sacar las papas del fuego. Regresar a la vida institucional. De eso gozan también los perredistas que laboran en la entidad.
Creo que Beatriz Mojica ha olvidado que la felicidad no depende de que a otro le vaya mal. Es una elección personal. Tiene que ver mucho con la parte constructiva. De dar algo. De aportar para bien. La crítica recurrente, cualquiera la hace. Por eso, no ayuda a crecer.
Natural. Totalmente normal, su desplome.
EN TANTO. Buena presencia tiene en Tlapa, el actual titular de la Secretaría de Asuntos Indígenas y Comunidades Afromexicanas, por sus siglas SAICA, Gilberto Solano Arreaga; quien en la semana reciente, hizo entrega de becas a estudiantes de nivel medio superior, a jóvenes de ese y los municipios aledaños. Un Programa que ha rescatado y hecho transparente. No es casual, que hoy se le ubique en la ruta de la alcaldía del municipio más importante de la montaña.
Y POR CIERTO. La buena administración del Hospital de la Madre y el Niño Guerrerense de Chilpancingo, no es casual. Influye y mucho, la presencia de quien sabe generar armonía. De quien cultiva buenas relaciones. De alguien que se aplica en su trabajo. Ahí está la mano de Omar Salazar Flores. Buen servidor público.
DE SALIDA. ¿Será en serio, que el diputado local, Víctor Martínez, también aspiraría a la alcaldía capitalina?.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario