miércoles, 23 de agosto de 2017

OPINION

Prefiero que me odien
Por Manuel Tello Zapata
Contundente respuesta ofreció el Gobernador del Estado Héctor Astudillo Flores, a los ataques que le han conferido en las redes sociales, presuntos elementos de la delincuencia organizada: “Prefiero que me insulten los malosos, a que me echen aplausos”, dijo. Enseguida reiteró su disposición para seguir trabajando, en coordinación los tres niveles de gobierno, para restablecer la seguridad en todas las regiones del Estado.

“En el país el tema de la inseguridad es un asunto muy grave pero  no hay que dejarlo de enfrentar todos los días con gran determinación, aunque lo insulten a uno los malosos”, expuso el gobernador. La inseguridad, está confirmado, es un problema que se presenta en todo el mundo y aunque no es consuelo para nadie, tampoco se debe señalar con dedo de fuego a una entidad como la nuestra, donde la producción de amapola nos tiene metidos en un ambiente de violencia que no ataca directamente a la sociedad en general, pero causa zozobra y pesadumbre.
En este sentido, durante la charla con el Gobernador, expuso un ejemplo claro al señalar que tiene un amigo español que vino recientemente y le dijo que en su país se habla muy mal de los mexicanos por el tema de la inseguridad. “Cuando pasó lo que pasó en Barcelona, volví a ver a ese amigo y le dije: ¿Cómo la vez? Me dijo: “No pues, mira, nadie está exento de vivir problemas como se viven en el mundo”. Punto.
REFORZANDO LA ESTRUCTURA.
Con la toma de protesta de la Coordinadora General del Movimiento Territorial de Guerrero, María Adame Almazán, el dirigente del Partido Revolucionario Institucional, Heriberto Huicochea Vázquez, continúa armando la estructura que le dará forma y fondo a un triunfo electoral claro y transparente para el PRI, durante el importante proceso a realizarse en el 2018, donde aparte de Presidente de la República, se elegirán en Guerrero Alcaldes, Diputados locales, Diputados federales y Senadores.
A punto de iniciarse oficialmente el proceso electoral, en nuestra entidad salvo el PRI, todos los partidos continúan metidos en dificultades porque sus dirigencias se disputan desde ahora las presuntas candidaturas; pelean por las diferencias de opinión en torno a las alianzas entre un partido y otro, etc. En el priísmo por lo contrario, se trabaja sin pleitos internos para fortalecer la estructura en todos los municipios y desde ahora están cosechando triunfos importantes, como la elección de Comisarios en Acapulco, donde le dieron una tunda al Alcalde Evodio Velázquez Aguirre.
El partido tricolor cuenta con una buena cantidad de aspirantes a los cargos de elección popular, que tienen amplias posibilidades de triunfo, por lo que su único problema por el momento es que se elija a los mejores por encima de compromisos o imposiciones. Es necesario que desde ahora se realicen las encuestas internas necesarias, que permitan una elección acertada de los candidatos, y el camino estará despejado.
Obviamente, la lucha electoral en el 2018 no será fácil. Nuevamente el eterno ya merito, Andrés Manuel López Obrador, contenderá por la Presidencia de la república; pero en esta ocasión carece en nuestro Estado de estructura para dar una lucha como las dos anteriores, cuando apoyado por el PRD, se llevaban el carro completo debido a la popularidad del Peje entre el pueblo de Guerrero.
Hoy se considera que nuevamente Andrés Manuel ganará las elecciones en Guerrero, pero su partido Morena perderá todas las otras candidaturas por carecer de estructura y de un buen dirigente. Pablo Amílcar Sandoval no se considera guerrerense. Radica desde siempre en la ciudad de México y es un político ambicioso, novato, que desde ahora siembra diferencias porque ya apartó para su persona la candidatura a senador en primer lugar y hará jugosos negocios ofertando las candidaturas al mejor postor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario