miércoles, 30 de agosto de 2017

OPINION

Operando el déficit financiero
Por Manuel Tello Zapata
Luego de lo dicho por el Gobernador Héctor Astudillo Flores, en el sentido de que sigue el diálogo con la Secretaría de Hacienda para resolver el tema del ISR, el Secretario de Administración y Finanzas, Héctor Apreza Patrón, asistió el pasado lunes a la Ciudad de México para sostener una serie de reuniones con altos funcionarios de esa dependencia, que se encargan de las transferencias a los estados y los adeudos de estos.

El Gobierno de Guerrero tiene un adeudo superior a los 10 mil millones de pesos. Debido a que los tres gobiernos anteriores no cubrieron dichos pagos, a pesar de que se descontó del salario a los trabajadores. Dicho recurso lo destinaron a cubrir plazas sin techo presupuestal de las secretarías de Educación y Salud. 
El mismo Gobernador ha reconocido que la negociación con Hacienda es muy difícil. Es por eso que el propio Secretario de Finanzas Héctor Apreza Patrón, se encuentra al frente de los encuentros con funcionarios de Hacienda. Durante la reunión del lunes con el titular de la Unidad de Coordinación Financiera con Entidades Federativas, Emilio Suárez Licona, no se dieron expectativas amplias; pero la relación y el interés de Hacienda por ayudar a Guerrero en ese aspecto, se mantiene firme y Apreza seguirá asistiendo a la SH las veces que sea necesario, hasta conseguir resultados positivos.
EL NUEVO CICLO ESCOLAR.
Luego de que durante casi cuatro años, la educación en Guerrero sufrió de constantes ausencias de Maestros en el aula, por las movilizaciones de estos con el obvio perjuicio para los alumnos, en el presente año y pese a la inseguridad que vivimos, el nuevo ciclo escolar arrancó de manera normal y casi el cien por ciento de las escuelas iniciaron las clases, con todos los Maestros bien dispuestos a cumplir con sus elevada responsabilidad: formar a los nuevos mexicanos.
En todo esto tuvo mucho que ver la buena relación que existe entre el Gobierno estatal que encabeza Héctor Astudillo Flores, y la Sección 14 del SNTE, con su Secretario General, Javier San Martín Jaramillo. Lo anterior quedó demostrado en el evento donde el Gobernador hizo entrega de claves docentes del concurso de promoción a categoría de dirección y supervisión, de educación básica.
Tanto el mandatario estatal como Javier San Martín, reconocieron la actitud de los maestros guerrerenses que se han sumado a la evaluación y la reforma educativa, para mejorar su bienestar social y profesionalización, así como para brindar a los niños y jóvenes guerrerenses, una educación de calidad. La Sección 14 del SNTE, que tiene el Contrato Colectivo de Trabajo en el Sector magisterial, suma el 98% de los maestros y trabajadores locales de la educación, y ahora con Javier San Martín al frente, continúa preocupándose en forma cotidiana, por mejorar el estado de cada afiliado, defendiendo sus derechos laborales.
UNA TRAS OTRA. 
Haciendo gala de una total desinformación sobre la realidad de nuestra entidad en materia de seguridad pública, el Fiscal General del Estado Xavier Olea Peláez, volvió a regar feo el tepache con una declaración vertida a periodistas que le preguntaron sobre lo que publicó el periódico norteamericano The Washington Post, donde se afirma que Acapulco es la ciudad más mortífera de México.
El funcionario respondió al respecto: “Un muerto diario en una ciudad de un millón 600 mil habitantes… ¡No está mal!”. ¡Hágame usted el fabrón cavor! En primer lugar, En Acapulco se vive desde hace meses un promedio de tres a cuatro muertos diarios. Apenas el lunes anterior fueron asesinadas cinco personas en nuestro bello puerto y el Fiscal anda como fumando de la buena. Ignora la realidad y además exagera las cuentas, porque en Acapulco la población es de poco más de un millón de habitantes, no los que dijo Olea Peláez.
Desde el inicio del actual gobierno, el Fiscal General del Estado se la pasa metiendo la pata un día sí, y otro día también. Se está ganando con todo merecimiento la designación de ser el peor Fiscal que ha tenido Guerrero en toda su historia. Es necesario que tanto el Congreso local como el Gobernador del Estado analicen la posibilidad de pedirle su renuncia a Olea Peláez, o de plano destituirlo. 
Con todos los problemas que atraviesa nuestra sufrida entidad, especialmente por la violencia y la inseguridad que no se pueden ocultar, se necesita de un Fiscal General inteligente, conocedor del derecho en todas sus dimensiones, no solo en la defensa de delincuentes de cuello blanco; que sepa hacer declaraciones públicas con inteligencia pero sobre todo: que no engañe al pueblo y sus instituciones como Xavier Olea lo ha hecho en el caso Armando Chavarría Barrera y otros. Punto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario