lunes, 9 de octubre de 2017

TRAZOS…TIME

*La rebeldía de Margarita Zavala
Federico Nogueda
Quizás puedan decir que Margarita Zavala no se merecía ser candidata del PAN a la presidencia porque su pareja acababa de ser presidente, o porque nunca se ha visto que un matrimonio ambos hayan sido presidente en México.

Aunque eso solo ha sucedido en otros países como el más reciente en Argentina, y no me refiero a los resultados, sino al fenómeno que en un matrimonio ambos fueron presidentes de su país.
Pero también cabría señalar que Margarita Zabala es una gran mujer, de la línea más tradicional o rancia del panismo, con capacidad para ser una buena candidata de lo que hoy fue su partido, que independientemente de que su esposo fue presidente de la República, ella también tiene sus derechos.
Nos guste o no es un derecho de aspirar a un cargo de elección popular, el estigma de ser mujer de un expresidente de no puede quitarle un derecho jurídicamente de aspiración de votar y ser votada.
Ahora bien, dentro de las reglas no escritas podría interpretarse de que quizás no se ha oportuno, de acuerdo a la tradición mexicana en política, porque también se vería como un nepotismo, o como cuota familiar.
Andrés Manuel López obrador sobre la salida de Zavala dijo que respeta la decisión, pero que son: ‘Tiempos de canallas, no hay principios, ideales, no hay ética en el ejercicio de la política’. Y que significaba una gran división en el panismo.
En nuestro estado al consultar al dirigente estatal del PRI, Heriberto Huicochea sobre la renuncia de la panista expresó que: ‘Es una falta de consenso al interior de ese partido, y lo que va a provocar o ya está provocando es una división interior muy grande, y va a tener un alto costo al Frente Ciudadano’.
En fin la precepción de la salida del PAN de Margarita Zavala es de un mal destino para el PAN, porque la señora representa dentro del panismo una gran tradición generacional, no es cualquier militante que acaba de entrar, sino una historia junto con su familia y su esposo.
Y la llegada a la dirigencia del PAN nacional de Ricardo Anaya, sólo ha venido a generar como bien lo señala el dirigente del PRI en Guerrero ‘un boquete que parte en dos al partido del PAN’.
Sin menos preciar el trabajo de Ricardo Anaya, es un personaje calificado por los propios panistas como un místico de la deslealtad, desde de sus inicios con Moreno Valle que lo ayudó, hasta su consolidación con Gustavo Madero y ambos los traicionó, les mordió la mano, ambos se han quejado y señalarlo como un gran traidor.
Así que el panismo está ante un personaje enfermo del poder, un personaje que su lema parece ser, ‘el fin justifica los medios’, Anaya solo ha dejado en el panismo muchos sin sabores, con su desmedida ambición personal, y de seguro no lo duden será el candidato del PAN a la presidencia de la República.
Y si alguien señala que gano varios estados en la elección antepasada para gobernador, simplemente fue porque el PRI en los gobiernos estatales que perdió sólo quería sacudirse ciertas hegemonías y punto, solo fue eso no porque fuera un plus ultra, porque no tenía en esos estados ganados nada de trabajo partidista más que el tradicional.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario