jueves, 19 de abril de 2018

MEMORÁNDUM

*** Gobernador; políticamente fuerte
Gerardo Ruano Cástulo
El hecho de que el PRI llegue unido a la contienda electoral en Guerrero, envía un mensaje claro: El Gobernador, Héctor Astudillo Flores; es un gobernante políticamente fuerte. Ha tejido buena relación con las demás fuerzas políticas de la entidad. Y en su casa (partido) tenía que ser igual.

Guerrero, transita mediante un gobierno, que tiende puentes. Que ha logrado capitalizar dialogo y acuerdos con las fuerzas políticas. Predomina entre éstas, el respeto y trabajo armónico. Se ve la mano del Mandatario Estatal.
Al seno de su partido, el PRI, había quienes vaticinaban una posible división. Que habría grandes diferencias ante la asignación de candidaturas. Y contrario a eso, lo que se ve, es un partido unido. Un partido con mucho ánimo. Un partido con gran disposición al trabajo para buscar ganar todo en el estado.
La forma en que se asignaron las candidaturas, pareciera que implicaría grandes pérdidas para el gobernador; luego de estar privilegiando el posicionamiento de los demás grupos. Como se dice llanamente, no se agandalló las candidaturas.
En realidad, esa acción muestra tacto y habilidad del Mandatario Estatal. El PRI debía romper con su pasado. Con aquellas formas, donde el Gobernante en turno, se comía casi todo el pastel. Lo que a la postre, se vino traduciendo en derrotas.
Creo, que el Gobernador, Héctor Astudillo Flores, sabe de la responsabilidad histórica que tiene en sus manos. Desde el Gobierno, trabajar en la reconstrucción de un estado, al que encontró destrozado, endeudado y con baja moral. En su partido, tiene la oportunidad de reunificar. De retomar la forma, de un partido realmente fuerte. Fuerte; pero en serio. Con la unidad de sus grupos. Con trabajo en territorio. Con los sectores bien metidos. Con dirigencias que entiendan bien la nueva ruta.
En lo personal, no me sorprenden las designaciones. Creo, que esas mismas, hoy hacen de Héctor Astudillo Flores, un político fuerte. Un gobernante bien respaldado, por un partido unido y que va en una misma dirección.
Los nombres de Manuel Añorve, Ricardo Taja, René Juárez, Héctor Apreza, Mario Moreno, Héctor Vicario, Heriberto Huicochea; entre otros, van en el mismo barco. Todos unidos. Muestra del tacto y habilidad del capitán de la embarcación.
Su fortaleza recae, precisamente, en no haber caído en la misma tentación en que cayeron otros. No se fue sobre el pastel. Puso por delante el interés colectivo. Le interesa un PRI fuerte y unido. Un PRI que gané en la cita electoral de julio; y permanezca unido por lo que se vendrá en 2021.
El Gobernador, Héctor Astudillo Flores, es políticamente fuerte; porque no está pensando en la inmediatez. Tiene visión de futuro.

1 comentario:

  1. SI CLARO PIENSA MAS EN SU FUTURO QUE EN EL DEL ESTADO

    ResponderEliminar