miércoles, 13 de junio de 2018

MEMORÁNDUM

*** El después de la visita
Gerardo Ruano Cástulo
Tras la visita del candidato presidencial, Andrés Manuel López; y luego de llenar la plaza cívica, Primer Congreso de Anáhuac, para lo que se habría facilitado el traslado a cientos de personas, para no escribir acarreo de gente, en la capital, las campañas locales siguieron su ritmo “normal”.

Las campañas de sus candidatos por la alcaldía y diputaciones locales y federales; más senadurías, se palpan desangeladas. Demasiado frías. Se pudiera sugerir, que caminan a medio gas, confiando y esperando que un efecto milagroso, los lleve a los cargos públicos.
En pocas palabras, la venida del candidato presidencial, solamente sirvió para levantar el ánimo por un rato. Para hacer una erogación importante de recursos, aunque se aferren en decir que no costó un solo peso. También, para que la pugna local entre morena y PT se llevaran la nota.
Hubo euforia y aplausos para el oriundo de Tabasco. Las circunstancias han hecho que sus seguidores le tengan en un pedestal. Es más fuerte el entorno que las propuestas. Les puede más el cansancio y el fastidio. No le exigen nada. Todo lo que diga es palabra de mesías.        
Pero, después del emborrachamiento de deseo de cambio, se aterriza en la cruda realidad. Con candidatos locales con poca presencia en territorio. Otros más, con cuestionables trayectorias. Solo unos pocos se llegan a salvar. En las campañas, prácticamente son arrasados. El Frente, PRD-PAN-MC, viste con mejores eventos. Con candidatos con mayor grado de competitividad. El PRI, junto a sus aliados del Verde, y del PANAL en las federales, hace la mejor campaña. Las de mayor presencia en territorio. Con candidatos mejor identificados con los potenciales votantes.
Pareciera que a sus candidatos, los de morena, les inyectaron amlodopino, porque se mantienen demasiado relajados. Por lo menos, sus campañas regresaron al limbo donde siempre han estado. En espera del mesías que los saque de ahí y los lleve a la gloria del poder.
La visita del candidato presidencial López, no trajo para sus candidatos locales un antes y un después. Todo se mantiene igual. No hay efervescencia. Tal vez, la ineficacia probada de Félix Salgado, candidato al Senado, les sigue pegando. Tal vez, si ha tenido efectos negativos la candidatura de Nestora. El excluir al PT. El mandar al ruedo a candidatos con escasa presencia.
Todo sigue igual. Pegados como rémora al candidato presidencial. Nadie parece brillar con luz propia. De pena ajena el asunto. Muy cuestionable el patrimonio humano de morena en Guerrero.
Por lo menos, le organizaron la fiesta al tlatoani. En espera, de que con suerte y les haga el milagrito. Esa parte gris. Oscura. Creo que también la ve el electorado. Observa, las carencias y limitaciones en el terreno local.
No me extrañaría, que la estructura pudiera dar una lección a la fe errática, de pensar, que sin mucho esfuerzo, se puede lograr el éxito. O ¿Es mucho mérito, colgarse de otro para llegar?     
Creo, que eso, es no tener vergüenza.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario