lunes, 3 de septiembre de 2018

MEMORÁNDUM

***El camino estrecho.
Gerardo Ruano Cástulo
La única forma de provocar cambios es poniéndose en acción. Romper los parámetros del status Quo. Dejar atrás el conformismo. Arriesgarse a superar barreras y obstáculos. Y eso es, precisamente eso, lo que está haciendo el líder estatal del SUSPEG, David Martínez Mastache.

Desde campaña se dijo dispuesto a correr los riesgos, con el objetivo de ir por un Sindicato con nueva imagen. Con mayor eficiencia en el trabajo. Con  real equidad de género. Con retribución al trabajo y cerrar el paso a la Pachorra e indiferencia. 
Aceptó, cuando rindió protesta, correr los riesgos del gran reto. Porque no es fácil ir en contra de las inercias. Los cambios, por los que aman el status Quo, generan resistencia. Es el camino estrecho; el que ha elegido Mastache, pero es ese, precisamente, como se lee en el evangelio bíblico, el único camino que conduce a la felicidad y el éxito. 
Hace unos días, ante el cumplimiento que se va dando a la palabra, David Martínez Mastache, recibió grandes muestras de apoyo y reconocimiento a su trabajo. Y lo hicieron, en el pleno del Consejo General, los Secretarios Seccionales, en una sesión de alto nivel, a la que acudieron más del 90 por ciento de los convocados. Palpable ejemplo, de la fuerza de su liderazgo. 
Y no puede ser de otra forma, cuando se ven cambios en el Comité Central Ejecutivo. Cuando se nota la equidad de género. Cuando las gestiones son exitosas. Cuando habrá nuevos basificados. Cuando se concreta la histórica conquista de recategorizaciones. Cuando se vive en democracia. Cuando el Honorable Congreso se encauza de manera eficiente y positiva. 
Cambios. Se ven los cambios. Y uno más, de enorme relevancia, es la apuesta por presentar el pliego petitorio al Gobierno del Estado, en este mes de septiembre. Antes de la presentación del paquete financiero al Poder Legislativo. 
Esa es la dinámica que trae el líder estatal del SUSPEG. Una dinámica que apuesta a cambios. Cambios para mejorar. Privilegiando, la aplicación en el trabajo. Con esto, la poda de malas costumbres, se ve en el sindicato. 
Mastache, es pues, el líder suspegista, que ha decidido correr los riesgos, y los resultados del cambio, se van dejando sentir. En beneficio de sus compañeros trabajadores.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario