jueves, 29 de noviembre de 2018

MEMORÁNDUM

***Tan solo siete meses
Gerardo Ruano Cástulo
No es que haya sido un día de campo la comparecencia del Secretario de Desarrollo Social, Mario Moreno Arcos, ante los diputados. Más bien, el acto nos recordó que el Gobernador, apostó en abril, cuando le invitó a su gobierno, a la experiencia y capacidad para generar resultados.

Mario Moreno es activo político valioso. Con buena lona recorrida. Conoce el ámbito legislativo y de la administración. Ha estado en ambos lados. Tiene pues, tablas para conducirse en esas aguas. Se vio en la comparecencia. Un hombre sencillo. Accesible. Bien comprometido con la responsabilidad que hoy tiene en las manos.
En su vida política, Mario Moreno, ha caminado en medio de la adversidad. Sabe lo que son escenarios de alta presión. Le tocó a él, siendo alcalde de Chilpancingo, enfrentar el proceso de recuperación y reconstrucción, tras el paso de Ingrid y Manuel. Le tocó a él, encabezar un gobierno distinto y de gran rostro humano, en tiempos del Zeferinato.
Conociendo los hilos de la administración, desde las trincheras donde ha servido, ha dejado constancia de su trabajo, con hechos concretos y resultados.
Mario Moreno, compareció ante los diputados. Porque ellos representan al pueblo. Y desglosó ahí, de manera eficiente, los avances que registra el Gobierno Astudillista en materia de desarrollo social. El impacto que han tenido los programas sociales.
Compareció ante los diputados. Pero Mario Moreno ha comparecido durante muchos años ante la gente. Siempre ahí, en la colonia o en la comunidad. Siempre en territorio. Verificando de manera directa que los programas van fluyendo. Escuchando y atendiendo a la gente.
Mario Moreno tiene largo camino andado. Con el debido respeto; mucho más, que los diputados ante los que compareció. Porque, insisto, ha comparecido de manera permanente ante la ciudadanía.
Mario Moreno, lo indica su historial, ha ganado todas las elecciones en que ha participado. Y no es casualidad. Detrás de esto hay muchas horas de trabajo. Muchas semanas. Muchos años.
Lleva en SEDESOL del estado, tan sólo siete meses. No es mucho tiempo. Y en ese periodo, la Secretaría ya tiene otra dimensión. Está en otra dinámica. Se respira el trabajo. Se palpa el compromiso social. Se ve la actitud y energía de Mario Moreno.
En siete meses, Mario Moreno ha entablado contacto con mucha gente. Ha atendido a organizaciones y grupos en desventaja. Ha tendido puente institucional con alcaldes y legisladores. Ha mostrado que trae bien puesta la camiseta de Guerrero. Y su lealtad al Gobernador, Héctor Astudillo Flores.
No fue día de campo su comparecencia. Fue un acto, en el que se vio la madurez y estatura de uno de los activos políticos más valiosos de la entidad. Su nombre: Mario Moreno Arcos. Esa es la cuestión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario