jueves, 31 de enero de 2019

Guerrero logra disminuir la mortalidad materna desde 2016


*Actualmente ocupa el 1° lugar en el índice de desempeño para el 2018 al registrar de -26.24.
CHILPANCINGO.- El trabajo para abatir la mortalidad materna en Guerrero, es una de las políticas más importantes en la actual administración estatal. En este sentido se disminuyeron los fallecimientos durante el embarazo, parto y puerperio.  Los esfuerzos constantes para lograr disminuir las cifras de mortalidad materna, se dieron a partir de la presente administración encabezada el gobernador Héctor Astudillo Flores, implementándose estrategias conjuntas entre estado y federación, cuyos resultados han sido exitosos y notables, dado que ha permitido una disminución de la mortalidad materna a partir del año 2016, donde se registró una razón de muerte materna del 53.9% por 100 mil nacidos vivos estimados, continuando con esa tendencia hasta el 2018, año en que Guerrero fue destacado como la entidad con mejores resultados a nivel nacional, ya que registró una razón de muerte materna de 28.0 por cada 100 mil nacidos vivos estimados, representando una disminución de la razón de mortalidad de 25.9 en el periodo citado, lo anterior ubica actualmente al estado en el lugar número 17 y por debajo de la media nacional que se establece en 30.

Subrayando que en el año 2018, al cierre de la semana 52 y de acuerdo a la Plataforma de Análisis de Muerte Materna del Centro Nacional de Equidad de Género, el Estado de Guerrero ocupo el primer lugar en el índice de desempeño con una razón de muerte materna en el año 2017 de 54.23 a 27.99 para el año 2018 con una diferencia de -26.24.
Entre las estrategias exitosas de mayor impacto implementadas para la consecución de los presentes resultados, destacan las siguientes: Búsqueda intencionada de embarazadas a través de brigadistas y enlaces interculturales, el control prenatal oportuno y de calidad, la participación comunitaria con integración de redes comunitarias, posadas para la atención de la embarazadas, madrinas obstétricas, capacitación de parteras tradicionales, fortalecimiento y respaldo del gobierno estatal a la escuela de partería, lo que permitió la incorporación de parteras profesionales a unidades de salud de las áreas de mayor riesgo. 
A nivel institucional se destaca la creación y apertura en Chilpancingo de una unidad de partería única a nivel nacional, donde se destaca la atención respetada del parto. 
A nivel hospitalario se realiza la atención obstétrica selectiva y se cuenta con equipos de respuesta inmediata, debidamente capacitados para la atención obstétrica inmediata. En tanto que a nivel estatal se efectúa el uso responsable de la tecnología para la asesoría, referencia y atención oportuna de la embarazada en sus diferentes niveles de atención y de las redes sociales (WhatsApp, Facebook, videoconferencias, telemedicina, etc.) es necesario destacar el apoyo fundamental de la federación, quien respaldó las intervenciones estratégicas, a través de la supervisión, asesoría, capacitación monitoreo y evaluación, con calidad y de manera permanente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario