martes, 29 de enero de 2019

Sin sombra que les cobije, trabajadores ocasionales esperan que les llamen para algún trabajo

Por Enrique Guevara Ayvar
La plaza libertad de expresión sigue siendo el espacio de espera para personas que aspiran ser contratados por particulares para todo tipo de trabajo ocasional. Los árboles que desde hace años proporcionaban a los visitantes la sombra suficiente para esperar todo un día ser contratados para alguna  chamba,fueron podados en un 70 por ciento a fin de ofrecer a los ciudadanos seguridad durante su estancia en el lugar.

Y es que desafortunadamente dicen comerciantes que rodean la plaza, una tercera parte de la plaza la ocupan personas desempleadas y y algunas otras que siempre están alcoholizadas  brindando un espectaculo nada agradable a la vista de los peatones.
Fue buena idea que podaran esos arboles porque asi la plaza ofrece otro aspecto mas agradable dijeron los comerciantes aunque ahora las autoridades se tienen que centrar en el reto de los comercios ahí establecidos entre ellos un comercio que vende productos de belleza ocupando un gran lugar que ya hace suyo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario