jueves, 28 de febrero de 2019

Activistas: En Guerrero es preocupación permanente la violencia contra mujeres

Chilpancingo, Gro., febrero 27 del 2019 (IRZA).- Sindicalistas y defensores de los derechos humanos exigen a los tres niveles de gobierno un alto a los feminicidios, a la violencia contra las mujeres y porque se mantenga la asignación de recursos públicos para refugios que atienden a mujeres que han vivido situación de violencia.

El pronunciamiento lo hicieron desde el sindicato Académico de la UAGro (STAUAGro, de la Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres, Mujeres Guerrerense por la Democracia, Aliadas por la Justicia, Desarrollo Humano Internacional, Mujeres Có-Incidiendo con Mujeres, Grupo Interdisciplinario para la Igualdad, Observatorio de Violencia hacia las Mujeres en Guerrero y la Organización Feminista Caminando Juntas.
La secretaria de Acción Femenil del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Guerrero, Estela Catalán García, dio lectura a un documento en donde indica que de acuerdo a las cifras oficiales Guerrero ocupa el primer lugar, en México, en casos en los que se presume feminicidio.
Lamentó que en Guerrero a pesar de ser el primer estado en tipificar el delito de feminicidio en noviembre del 2018, “es donde menos se acredita este delito”, pues abundó que al 31 de diciembre del año pasado sólo se tipificaron 31 posibles feminicidios, de 229 homicidios dolosos contra mujeres.
Con esos datos del gobierno federal, explicó que en Guerrero se registran mil 327 mujeres que han sido víctimas de lesiones dolosas y que hay 4 mil 185 denuncias telefónicas relacionadas con incidentes de violencia hacia las mujeres.
Agregó que en 2018 la Fiscalía General del Estado (FGE) documentó 113 personas desparecidas, de las cuales 34 son mujeres y que son casos que en su mayoría se han presentado en Acapulco, Chilpancingo, Iguala y Chilapa.
Subrayó que a pesar de que en junio del 2017 se declaró la Alerta de Género en los municipios de Acapulco, Ayutla, Chilpancingo, Coyuca de Catalán, Iguala, Ometepec, Tlapa, Zihuatanejo y que después se extendió a Chilapa, poco o nada ha servido para detener la ola de violencia contra las mujeres y menos los feminicidios.
Estela Catalán puntualizó que la Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres documentó que en el 2018 se registraron 233 casos de feminicidios y que en los dos primeros meses de este año tienen el registro de 27 feminicidios en nuestra entidad: “existe en Guerrero la preocupación permanente por la integridad, la seguridad y la vida de todas”.
Además exigieron  a las autoridades de los tres niveles de gobierno y de la UAGro, “establezcan mecanismos y protocolos para la integridad, seguridad y vida de las mujeres; nos solidarizamos con las familias de mujeres víctimas de violencia en su exigencia de justicia”.
Anunciaron su adhesión a la campaña de la ONU-Mujeres “Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres y niñas” que ha fijado el día 25 de cada mes como un día para actuar a favor de generar conciencia y prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas.
Manifestaron su solidaridad con la exigencia de asignación de recursos para organizaciones civiles y colectivos que defienden los derechos de las mujeres y para los refugios que atienden esta problemática generalizada en el país.
Esto, en respuesta a las instrucciones (22 de febrero) del presidente Andrés Manuel López Obrador para suspender subsidios  del gobierno a los refugios para mujeres que sufren de violencia, aun cuando el mismo mandatario rectificó el 26 de este mismo mes cuando declaró que tales apoyos se mantienen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario