jueves, 21 de febrero de 2019

MEMORÁNDUM

***Buen líder; buenos resultados
Gerardo Ruano Cástulo
No hay vuelta de hoja, las grandes conquistas se logran con buenos liderazgos. Nuestra historia, como país, registra gestas heróicas. Gestas, donde hay líderes con nombre y apellido. Los que tomaron la batuta para generar los cambios. Para marcar la diferencia. Para sentar un precedente. Para dejar un legado. 

Hace unos meses, escribí sobre la visita del Gobernador al municipio de Chilapa de Álvarez. Ahí, quedó patente el liderazgo de un personaje humilde. De un líder servicial y atento. De un servidor público que se ha ganado el aprecio y respeto de mucha, muchísima gente de tan importante municipio. 
Los saludos y abrazos fueron bastantes. Y no fue para menos. En su paso por ese municipio, impulsó y concretó el desarrollo de un plan de crecimiento, para el municipio. Le dió orden y ruta a la obra pública. Puso fechas y retos, de un proyecto de largo alcance, a más de 15 años. Logrando el consenso y aprobación de todas las fuerzas políticas. 
Chilapa creció en infraestructura en virtud de la visión y eficacia del referido personaje. Hoy, convertido en uno de los mejores activos del gobierno Astudillista. Asi lo indican los resultados. 
Desde su actual encargo, se habla de récord histórico de obras. Obras que se ven por todo el estado. Justo saldo, para un funcionario que ha sabido moverse en el ámbito federal. Que ha logrado grandes consensos con los constructores del estado. Que ha venido aplicando los recursos de manera eficiente. 
Hablo de un servidor público que tiene tacto y habilidad política. De un político sensible y atento. Hace unos días, él escuchaba los planteamientos de la directora de Conalep. Hace unas horas, las peticiones por gestoría de una regidora de Acapulco. Y así, atendiendo puntualmente. Con buena actitud de le ve siempre. 
Hablo de Jorge Alcocer Navarrete, director general del IGIFE. Un líder, que más allá de los discursos; entrega resultados con obras. Obras, con sello de rango histórico. 
Detrás de la enorme obra de infraestructura educativa de Guerrero, existe un magnífico liderazgo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario