jueves, 28 de febrero de 2019

MEMORÁNDUM

***Hay indicios ciertos
Gerardo Ruano Cástulo
Me agrada mucho la analogía de aquél maestro, que con gusto abrazaba su profesión. Aceptaba los cambios de adscripción. Iba de comunidad en comunidad. De escuela en escuela. 
El maestro, un hombre maduro, bien centrado, gustaba mucho de sumarse a las tareas de las comunidades. Su fama positiva, se extendió por muchas partes, sin que él hiciera campaña o emitiera grandes discursos. Su aporte se veía dentro y fuera del aula. 

Había tristeza, en los pobladores, cuando era cambiado de comunidad. Y alegría en el nuevo suelo que pisaba. Había una frase en particular, que siempre se escuchaba cuando le recibían: “ maestro, que bueno que viniste”. 
Lo he anotado. La credibilidad se gana con hechos. Cuando hay indicios ciertos. Cuando hay resultados. Y en el caso de Guerrero, se debe observar, que de 2015 a la fecha, existen cambios notables. 
Cambios, que no se pueden explicar sin la aplicación de un plan económico. De una estrategia clara para hacer caminar a un estado, que yacía en el limbo. Atrapado en medio de conflictos. Ausente en muchos de los rubros. 
El manejo eficiente de los recursos ha sido vital para el regreso de la vida institucional. Para aminorar la protesta e inestabilidad política. El gobierno Astudillista ha trabajado con transparencia. Ha sido solidario con los otros dos poderes y municipios. Porque no podía ser indiferente y dar pauta a conflictos que se pueden evitar. 
El Secretario de Finanzas, Tulio Pérez Calvo, lo ha manifestado de manera clara, sobre las observaciones que se han hecho al gobierno del estado, por medio de la Auditoría, que no existen desvíos y que las transferencias se han hecho en forma transparente y toca a cada institución, trabajar sobre la responsabilidad que les corresponde. 
El gobierno Astudillista, desde un inicio, marcó la pauta sobre el uso racional de los recursos. Sobre un plan concreto de austeridad. El Gobernador, Héctor Astudillo Flores, gana menos que Amlo desde hace ya buen rato. La disciplina financiera es parte importante en la recuperación y ruta que lleva la entidad. 
Insisto; hay que recorrer el calendario a 2015. ¿Dónde estaba el estado? ¿Qué hacía el gobierno de ese entonces? Y a partir de ahí, en medio de boquete financiero y enormes deudas; aunado a la crisis política y social; habría que admitir que se requería orden en las finanzas. El manejo eficiente de los recursos públicos. A eso, le ha venido apostando el gobierno Astudillista. Y en eso viene trabajando Tulio Pérez Calvo. 
POR CIERTO. El gobierno Astudillista tiene equipo con gente eficiente y eficaz. Hoy se ve en la Subsecretaría de educación, donde Beatriz Alarcón Adame, trabaja a buen ritmo. Se nota su aplicación en las tareas y el compromiso social que le distingue.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario