viernes, 22 de marzo de 2019

FORO POLITICO

Guerrero, No es Disneylandia
Por Salomón García Gálvez
Nada fácil ha resultado gobernar el estado de Guerrero. Las cifras de la violencia, bajan; la espiral delictiva se contiene, pero la delincuencia es latente. Urge que el gobierno federal actúe de manera inteligente mediante programas sociales, para que los jóvenes se alejen de actos negativos.

La Secretaría de Gobernación da a conocer alentadora radiografía delictiva que sitúa a Guerrero con 153 homicidios dolosos hasta el pasado mes de febrero; 35 menos que en el 2018.
Ayer publicitamos, sin cifras de la Segob: Que Guerrero había “caído” hasta un cuarto y/o quinto sitio como entidad con mayor número de ejecuciones.
La Segob, dio a conocer que durante el gobierno federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, se suscitaron más de ocho mil asesinatos, en los primeros tres meses de su régimen. ¿Cerrará este año, con 32 mil muertitos?...Quien sabe…
El presidente AMLO, en una de sus conferencias dijo que su gobierno no atacaría al crimen; que no le declararía la guerra. En redes sociales se desató alud de comentarios, negativos y positivos. En el pecado podría la penitencia.
FLORENCIO SALAZAR, EVITA ESTALLIDOS.
Además de la intensa labor que emprende el mandatario guerrerense Héctor Astudillo Flores, para que la Federación respalde a su régimen para enfrentar la espiral de la violencia, el gobierno estatal cuenta con un experimentado operador -Florencio Salazar Adame, Secretario General de Gobierno-, quien maneja hábilmente la política interna y desactiva conflictos para que no hagan crisis y menos estallen.
Los momentos más críticos que ha enfrentado, atendido y resuelto el encargado de la política interna Salazar Adame, han sido por la irrupción de grupos armados, -legales e ilegales-, tales como las llamadas “autodefensas” y sus policías comunitarios, que han provocado tensión, zozobra, violencia y desplazados.
Salazar Adame, mediante el uso de la fuerza pública -federal, estatal y municipal- ha logrado desactivar eventos de violencia, que siniestramente habían sido preparados por grupos para enfrentarse. Ante el espectro violento, el objetivo del funcionario es: Defender a la población civil de ataques externos.
Desde la Secretaría de Gobierno, su titular Salazar Adame, ha otorgado atención a grupos desplazados de la baja montaña y de la sierra, principalmente, a quienes se les dota de: asistencia médica, jurídica y alimenticia, en refugios y albergues con vigilancia.
Salazar Adame, es vital artífice para resolver  grandes conflictos; conoce los focos rojos, maneja la política interna del gobierno que encabeza Astudillo Flores, pero además tiene la radiografía estatal y donde surja todo tipo de conflicto.
En las últimas horas, Salazar Adame envió a la Ciudad de México a un representante  para atender a desplazados de la sierra quienes se encuentran en plantón frente a palacio nacional. Quieren ver al presidente AMLO; difícil, por agenda saturada. Enviará a la titular de la Segob, Olga Sánchez Cordero.
Un ex gobernador -René Juárez Cisneros- un día lo dijo: “Guerrero no es Disneylandia”. Efectivamente, esta entidad es de las más violentas del país, por la producción de vegetales alucinantes y la presencia del crimen con fatídicas consecuencias, donde grupos pelean ferozmente territorios. 
Al final del oscuro túnel, habrá una luz de esperanza, de paz y concordia para los guerrerenses; los tres niveles de gobierno hacen su trabajo, pero tienen  enfrente grandes conflictos y retos. 
Se espera que el presidente AMLO respalde a la población ante el flagelo de la violencia. AMLO despertó demasiadas expectativas entre millones de mexicanos. ¿Los defraudará?... Muchos esperan que no.
Por cierto, ayer grupos de “autodefensa” pactaron alianza para que la Guardia Nacional (obradorista) “no llegue a sus territorios”. A ver qué opina de esto el presidente AMLO. 
Hoy por la tarde estará AMLO en Acapulco, presidiendo acto masivo en Ciudad Renacimiento, donde seguramente ciertos políticos pelearán por estar en el templete, a su lado; más, aquellos que ambicionan la candidatura a gobernador, por Morena.
En Guerrero, el gobernador Astudillo Flores y el Secretario estatal Salazar Adame, lo tienen  bien claro: Vendrán días muy difíciles, que casi harán crisis, porque tendrán que “lidiar” con los siguientes grupos. Veamos:
-Políticos “chicharroneros” de varias filiaciones -sin experiencia- quienes ambicionan la gubernatura, con aviesos fines; grupos de “auto defensa” y sus policías comunitarios; poderes fácticos (el crimen); Ayotzinapa y padres de los 43; corruptos “lucradores sociales”; la mafiosa CNTE -Ceteg, y… ¡más lo que se acumule!... Punto…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario