martes, 7 de mayo de 2019

Las autoridades del Congreso del Estado no solicitaron protección policiaca: HAF

-El gobierno del estado no puede intervenir sin una solicitud oficial, abunda.
Fernando Polanco Ochoa/IRZA

Chilpancingo, Gro., mayo 06 del 2019 (IRZA).- El gobernador Héctor Astudillo Flores no aceptará que el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Antonio Helguera Jiménez, pretenda culpar al Poder Ejecutivo de no haber actuado a tiempo para evitar la irrupción violenta de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) en la sede del Congreso.

“De ninguna manera me voy a prestar a que se quiera (…) justificar algunas acciones con la ausencia de mi responsabilidad, eso, por supuesto, que no lo acepto y ni lo aceptaré”, respondió este domingo en entrevista.
El viernes 3 de mayo, Helguera responsabilizó al Poder Ejecutivo de haber dejado “solo” al Legislativo en la protesta violenta de la CETEG, pese a que, a través de sus agentes de Gobernación, fue enterado del ánimo en que iban los manifestantes.
En su irrupción del jueves 2 de mayo, los maestros de la CETEG destrozaron equipo de intercomunicación y controles del tablero electrónico, incendiaron documentos y destruyeron equipo de cómputo y mobiliario.
Astudillo respondió este domingo: “No es echando culpas como se va a resolver este asunto”. Afirmó también que “los protagonismos no pueden suplir el cuidado de las instituciones y el respeto a las instituciones”.
Siendo “un hombre respetuoso de la ley”, el gobernador aclaró que la fuerza pública del Poder Ejecutivo interviene exclusivamente a petición del Poder Legislativo, como lo establece su propia Ley Orgánica.
Cabe mencionar que el artículo 8 del Capítulo Segundo de la Ley Orgánica del Poder Legislativo establece: “El Recinto Oficial del Congreso del Estado será inviolable. La fuerza pública estará impedida para tener acceso al mismo, salvo previa autorización del Presidente de la Mesa Directiva”, que ahora es la priista Verónica Muñoz Parra, quien se ausentó cuando la irrupción violenta de los cetegistas.
“La fuerza pública intervendrá a petición del Congreso”, agregó el gobernador, y aseguró que cuando implementó un operativo, después de la irrupción cetegista, fue porque “un par de diputados me hicieron una llamada (informal)”, pero reiteró: “nunca hubo una petición (oficial) de por medio”.
Por eso añadió que el Congreso, en su conjunto, “debe de ubicar perfectamente los términos de la (su) ley para la participación, en este caso, de la fuerza pública, y eso está en la ley, tiene pasos concretos en la ley”.
Preguntó entonces: “Si ellos (los diputados) sabían lo que iba a pasar, ¿por qué quitaron todos los aparatos (del tablero electrónico)?, ¿por qué no llamaron ellos o formularon una convocatoria, en este caso, al gobierno para participar?”.

Señaló que él, como titular del Ejecutivo, no puede “participar a motu propio”, pero sí reiteró su disposición a colaborar institucionalmente. “Así como yo tengo las obligaciones correspondientes, al salvaguardar los altos intereses de Guerrero, también ellos (los diputados) tienen la obligación, especialmente los responsables de los principales órganos de gobierno (en ese Poder Legislativo) de salvaguardar la integridad de sus compañeros y también la integridad del Congreso del Estado”.
Apenas el 12 de abril, en entrevista radiofónica con Capital Máxima, el diputado Antonio Helguera afirmó que mientras él presidiera la Junta de Coordinación Política del Congreso local, no se recurriría al uso de la fuerza pública para evitar que las instalaciones sean tomadas por organizaciones. “Vamos a asegurar el patrimonio del Congreso, (pero) no vamos a reprimir nunca”, dijo ese día. (http://www.agenciairza.com/ceder-la-tribuna-del-congreso-la-ceteg-nos-salio-barato-considera-antonio-helguera)
Sin entrar en confrontación, Astudillo Flores consideró que el Poder Legislativo debió haberse “prevenido”, con lo cual se habría “evitado parte del problema”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario