lunes, 24 de junio de 2019

ZONA CERO

*Video compromete versión histórica del caso Ayotzinapa
*Qué va pasar con campesinos que no recibirán fertilizante, cuestiona Héctor Astudillo
Roberto Santos
Con la difusión del video donde se aprecia cómo se tortura a un detenido de supuesto nombre Carlos Canto, aprehendido por estar señalado de haber participado en el caso de la desaparición de los 43 jóvenes estudiantes de Ayotzinapa, la información da un giro que compromete la “verdad histórica” del exprocurador de la República Murillo Karam,  y marcará nuevas líneas de investigación, así como nuevas rutas de búsqueda. 

Este video difundido por el diario El País, este 24 de junio, y que ya circulaba por Youtube, le ha costado el puesto al subsecretario de Seguridad Pública del estado de Michoacán, Carlos Gómez Arrieta, entonces encargado de la policía federal ministerial, por supuestamente aparecer en la cinta ejerciendo tortura al detenido, acusado de estar relacionado con la desaparición de los normalistas.
Esto confirma que aún no ha sido erradicada la práctica de la tortura en las corporaciones policiacas mexicanas y da la razón al informe de las Naciones Unidas acerca de que 43 detenidos por estos hechos habían sufrido violencia física y psicológica para obligarlos a declarar.
Esto le dará elementos de peso al organismo internacional para exigir al gobierno mexicano sea repuesto todo el proceso jurídico. 
La información del detenido acerca de que entregaron a 12 o 13 estudiantes de Ayotinapa en el punto conocido como el Tomatal, para llevarlos hacia el sur, hacia Mezcala, tumba la versión de que todos fueron quemados en el basurero de Cocula, pues se deduce que fueron separados en grupos más manejables.
No es lo mismo trasladar 43 que 12 o 13, así que faltará saber qué otras rutas siguieron con el resto. 
Quizá no sea mucho, pero para los padres esta información les va a dar aliento para tener nuevas rutas de investigación, nuevos espacios a dónde acudir para buscar a sus hijos con la esperanza de ahora si poder encontrarlos.
ES LEGÍTIMA LA PREOCUPACIÓN DEL gobernador Héctor Astudillo acerca del reparto del fertilizante y saber qué va a pasar con los campesinos que no van a recibirlo. 
Y es que señaló que la Sader para este año solo adquirió 110 mil toneladas y el año pasado se requirieron 203 mil toneladas, para atender a 328 productores.
Es decir, solo se compró el 56 por ciento del total, y a diferencia con el año pasado, a esta fecha ya se había entregado todo el insumo agrícola.
Esta cantidad de fertilizante posicionó al estado como el quinto productor de maíz en el país, ha dicho el gobernador.
Astudillo Flores señaló que ni el gobierno del estado ni los municipales tienen recursos para poder comprar lo que faltará de fertilizante.
Esto hace pensar que durante los próximos días arreciarán las presiones de los campesinos y de las organizaciones sociales en contra de los funcionarios del gobierno federal para apurarlos para que entreguen el fertilizante.
Ojalá los encargados sepan estar a la altura de las necesidades de los campesinos guerrerenses, porque ellos son los que van a sufrir ante la baja producción de granos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario