miércoles, 10 de julio de 2019

MEMORÁNDUM

*** Gobierno Astudillista, cerca de la gente; y más...
Gerardo Ruano Cástulo.
1. No hay región, donde no se vea la mano del Gobierno Astudillista. La semana anterior, el Gobernador, Héctor Astudillo Flores, entregó obras y apoyos de distintos programas, en municipios de la Costa Chica. El fin de semana, estuvo en Ciudad Renacimiento; Acapulco, y en Santa Bárbara, pueblo de los llamados santos, del municipio de Chilpancingo, en donde además de apoyos, se concretó la entrega de la infraestructura educativa, prácticamente completa, kínder, primaria, telesecundaria y telebachillerato.
Ayer, el mandatario estatal entregó obras y apoyos en la Tierra caliente. Lo que constituye, muestra de que el gobierno de Guerrero, el Astudillista, mantiene contacto permanente con la población. Un gobierno que construye. Que tiene fluidez en sus programas y acciones. Que está atento y aplicado ante los retos y desafíos. Y que trabaja a ras de piso. Sello de un buen gobierno.
2. La instalación del Comité de Control Interno del Desempeño Institucional en la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado, envía buena señal. Indica que ahí, en esa área de gobierno, se apuesta por la alta eficiencia y eficacia de los trabajadores. Se apuesta, por la visión de construir, en la ruta de dar cumplimiento a lo establecido en el plan estatal de desarrollo. Se pondera la honestidad y transparencia como eje principal. Lo que al final del día, habla muy bien del liderazgo y trabajo del Secretario, Tulio Pérez Calvo. Servidor público, con enorme voluntad y gran lealtad a la visión del Gobernador.
3. Si hay algo cierto, es que los directivos del Hospital de la Madre y el Niño Guerrerense de Chilpancingo, nunca han sido indiferentes a las necesidades de los trabajadores. Mucho menos, ante los requerimientos de material, equipo e insumos de la institución. Hay evidencia, de que el gobierno Astudillista, ha sido muy solidario con los trabajadores. Se ve en homologación, recategorización, bonos y estímulos, incrementos salariales. Beneficios, que pueden ser verificados puntualmente. De la misma manera, se ve reflejado en las distintas áreas, la atención al equipamiento, material e insumos. Sin olvidar, la inversión en obra, para hacer más funcionales los espacios y para proteger las instalaciones. En ese contexto, tampoco se puede aducir falta de voluntad de los directivos. Que siempre, están abiertos al diálogo. De hecho, en virtud del diálogo, durante la gestión Astudillista, se han visto los resultados. Y que bueno, que aún, en el marco de alguna inconformidad, el hospital siga operando en bien de la gente. Tal y como nos lo informó el director administrativo, Omar Salazar Flores. Se impone, la búsqueda del diálogo. La construcción de un buen acuerdo.
4. Sin espacio a dudas, la nota nacional que robó escena, fue la renuncia del Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa. Lo que constituye, una mala señal del gobierno de la 4T. Los especialistas en economía y finanzas, dijeron en su momento, que Carlos Urzúa era de lo realmente destacado del gobierno federal. Quien conocía el terreno y bien aplicado en sus tareas. Su salida, palabras mas, palabras menos, sería porque el director de la orquesta, se cansaría de la imposición de músicos, que no saben de notas. Mucho director, para el bajo patrimonio humano. De ahí, el tema tiene profundidad. La ineficiencia e ineficacia, también son cáncer del servicio público. Así también, la prepotencia, arrogancia y soberbia. Pero, que más se puede decir, si no hay oídos, para oír.
5. Es bueno, que una vez recuperado en salud, el cenecista, Guillermo Reyes Villela, se reincorpore a la actividad política. Si, porque su liderazgo es importante en su organización ciudadana, a la que acuden líderes de colonias, organizaciones y de las comunidades. Su calidad como gestor es indiscutible. Así, como su calidad humana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario