jueves, 15 de agosto de 2019

FORO POLITICO

2021: ¿alianza PRI-PRD?
Por Salomón García Gálvez
No deja de llamar la atención la propuesta del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien pretende una alianza entre el PRD con el PRI de cara al 2021, para enfrentar al partido Morena.  Hace menos de una década el PRD se encontraba debajo de la lona en Guerrero, sin ninguna posibilidad de ganar; la postulación de Aguirre Rivero como candidato a gobernador, relanzó al PRD y mediante alianza con el PT y el MC (ex Convergencia), ganaron la elección.

A ocho años de aquel histórico triunfo de Aguirre Rivero, quien se convirtió en gobernador constitucional, éste político se mantiene vigente con activismo; pareciera que es el Gurú de los perredistas y casi dueño del otrora partido sol azteca, que ahora vive sus peores momentos y está al borde de la extinción.
Muchos perredistas, quienes durante más de dos décadas –como a los drogadictos- les creó adicción el poder; apoyaron al ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, al corroborar que el PRD iba en caída libre y va rumbo a su desaparición.
Aguirre Rivero, pretende resucitar a un partido -el PRD- cuyos dirigentes ocuparon el poder -senadurías, diputaciones locales y federales, alcaldías-, para satisfacer sus voraces apetitos por el dinero; muchos ahora son prósperos empresarios, y otros más se coludieron con lo peor; tienen mala fama y por eso la gente los repudia.
En política nada está escrito; nunca el PRI ha hecho alianza con el PRD. Sería inédito, pero haciendo comparaciones, el tricolor tiene mejor estructura, mayor experiencia, liderazgos en las ocho regiones y un voto duro; la estructura del PRD, parece de ficción, fantasmal. 
Una camarilla de líderes ambiciosos que manejan al PRD en Guerrero, ganan salarios estratosféricos y se agandallan casi todas las prerrogativas que les entrega el IEPC. ¿A esos les quiere dar más poder, Aguirre Rivero?
Hace algunas horas renunció a las filas del PRD la ex candidata -perdedora- a la gubernatura, Beatriz Mojica, quien con toda seguridad ya tuvo algún acercamiento con alguno de los líderes nacionales del Morena, y sólo espera el momento oportuno para que el falso Mesías AMLO la purifique, la santifique y le sacuda todos los diablos, para que entre el paraíso morenista. Mojica no tiene capital político, ni es rentable.
Lo más probable es que en Guerrero, de cara al 2021, el partido Morena forme una coalición con el PT, MC y algunos otros, y llevaría como su candidato a la gubernatura al político y empresario Luis Walton Aburto. AMLO le tiene bastante estima al acapulqueño porque éste durante las tres ocasiones en que el tabasqueño contendió por la presidencia de la República, le dio todo su respaldo como ex líder nacional de Convergencia. Walton, cuenta con buen plus en Acapulco, donde gobernó mucho mejor que sus antecesores.
Causó polémica la propuesta de Aguirre Rivero, de coalicionar al PRI con el PRD para enfrentar al Morena en el 2021, pero muchos seguidores del ex mandatario estatal mejor le recomiendan que haga política en Acapulco y que busque esa alcaldía que tanto anheló su vástago, Ángel Aguirre Herrera. 
En el puerto, Don Ángel, quizás tendría buenos resultados, si los padres de los 43 normalistas -desaparecidos- de Ayotzinapa no se lo impiden, como ya ocurrió cuando aspiró ser candidato a diputado federal por su natal costa chica. Veremos y comentaremos.
FERTILIZANTE: PLAN CON MAÑA.
El retardo en la entrega del fertilizante a miles de campesinos de Guerrero, por parte de los funcionaros federales fifís, allegados al presidente AMLO, fue premeditado, para provocar grandes conflictos, caos y animadversión hacia el gobernador Héctor Astudillo Flores. Les falló la perversa estrategia, pero los problemas siguen.
El tiro les salió por la culata no sólo al delegado federal único Pablo Amílcar Sandoval sino al Coordinador del Fertilizante Jorge Gage y al Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos. Miles de campesinos se encuentran enardecidos en contra de los funcionarios federales.
Si se hace un recuento sobre los daños que provocaron los funcionarios fifís en Guerrero, son multimillonarios: hubo varios accidentes vehiculares cuando era trasladado el abono, bloqueos a carreteras, saqueos de bodegas y reclamos hacia el chilango delegado Pablo Amílcar Sandoval, quien se anduvo ocultando para evitar a los campesinos,  y a los dirigentes de éstos.
Los funcionarios federales fifís como Pablo Amílcar, lo que exhibieron fue mezquindad y perversidad para provocar problemas al gobierno estatal. Sin embargo, cada vez que arrecian los reclamos hacia el delegado federal, lo que hace es acudir al gobernador Astudillo Flores, para que éste le resuelva todo.
Se espera que los tres funcionarios fifís -Pablo Amílcar, Gage y Villalobos- rectifiquen su burda conducta y terminen de entregar el fertilizante pendiente a los campesinos guerrerenses.
El “plan con maña” urdido por el trío de funcionarios federales, seguro que es para provocar hambruna en ciertas regiones de Guerrero. 
Miles de campesinos no obtendrán las cosechas esperadas de maíz, el principal básico; si esto llegase a ocurrir, el próximo año habrá graves problemas en la entidad, más de los que ya existen… Al tiempo. Punto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario