miércoles, 14 de agosto de 2019

OPINION

Las tesis de Ángel Aguirre
Por Manuel Tello Zapata
No le falta razón al ex Gobernador Ángel Aguirre Rivero, en lo que afirmó recientemente en torno al próximo proceso electoral, donde estará en juego entre otros cargos, la gubernatura del Estado. Se trata de un político con mucha experiencia, que ha dejado buenos recuerdos sobre su trabajo como servidor público.

Dicha trayectoria por desgracia, sufrió un serio revés debido a lo sucedido en Iguala durante su gobierno, donde desaparecieron 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa. En ese lamentable caso, Ángel Aguirre no tuvo nada que ver en cuestión de autoría y por lo contrario, gracias a sus oportunas instrucciones, se logró la captura de la policía preventiva de Iguala, y de un grupo de sicarios que operaban para el grupo “Guerreros Unidos”.
El tiempo ha ido despejando las cosas y Aguirre Rivero ha vuelto a ocupar un lugar en el escenario político de Guerrero. Aunque no milita en ningún partido, resulta claro que sus simpatías giran en torno al Partido de la Revolución Democrática, que lo respaldó para ganar la gubernatura del Estado propinando estrepitosa derrota al candidato del PRI, su primo Manuel Añorve Baños.
No le falta razón cuando asegura que el PRD y el PRI deberían ir juntos en la elección del 2021, para poder dar una batalla electoral que les permitan ser verdaderamente competitivos ante el candidato de Morena, partido que tiene todavía mucha presencia en Guerrero.
Aguirre asegura que no hay que inventar el hilo negro en este sentido; basta con sumar los votos que obtuvieron el PRI y PRD en la elección pasada, para entender el valor electoral de esta posible alianza. Lamentablemente, los cuadros dirigentes del PRD, se encuentran inmersos en una lucha interna que puede quebrantar la unidad de su militancia. Cuadros importantes como el caso de Beatriz Mogica Morga, están renunciando.
Por otra parte, Aguirre Rivero considera que el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, jamás permitirá que Morena realice una alianza con el PRD en Guerrero ni en ningún otro Estado del país, por las serias divergencias que tuvo con la dirigencia perredista. Esto fortalece la postura de una alianza con el PRI, que hasta el momento nunca se ha dado en la historia política mexicana. Veremos y comentaremos.
CELEBRANDO LOS BUENOS RESULTADOS. 
En el Partido Revolucionario Institucional, continúan celebrando el exitoso resultado que se obtuvo el domingo anterior, con las elecciones internas para renovar la dirigencia nacional del PRI, que por el momento sigue en manos de una mujer de origen guerrerense: Claudia Ruiz Massieu, quien dejará la dirigencia nacional cargada de mucha experiencia, y con un discurso más enriquecido.
Resulta innegable que el gran trabajo que realizó la dirigencia estatal con Esteban Albarrán Mendoza y Gabriela Bernal Reséndiz al frente -dos políticos jóvenes, con mucho carisma y fuerza de trabajo-, en la reorganización directa del partido visitando municipio por municipio a la estructura priísta, ha dado resultados que se reflejaron en la elección interna, donde más de 38 mil militantes y cuadros dirigentes acudieron a las urnas.
Obviamente, mucho ha tenido que ver en estos hechos el liderazgo del Gobernador Héctor Astudillo Flores, quien ha sabido realizar un excelente trabajo en la administración estatal y pese a todos los obstáculos políticos y económicos, su gobierno sigue saliendo adelante, ofreciendo resultados de amplio beneficio social.
Ante todo lo que viene en materia electoral, la tarea principal del PRI en Guerrero es convertirse en una oposición responsable y veraz; que cultive y apoye a sus cuadros principales; que realicen -llegado el momento- las encuestas necesarias, para que se compruebe cuáles son los miembros dirigentes que cuentan con mayores posibilidades de triunfo en las elecciones del 2021, donde se elegirán a los nuevos Diputados federales, locales, Presidentes municipales, y en especial, la Gobernatura del Estado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario