martes, 8 de octubre de 2019

Con visitas regulares a prevenimss se logra un buen control del embarazo y exceso de peso


Cuando una mujer está embarazada, es necesario que tome en cuenta que su alimentación debe ser la adecuada para el crecimiento que requiere el producto en gestación, favorezca a ambos y al trabajo de parto, en su momento, recomendó la enfermera especialista en Salud Pública de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) N° 9, Liduvina Barreda Álvarez.

Comentó que los módulos PrevenIMSS y Materno Infantil están altamente especializados para ofrecer la atención a la mujer antes de la concepción, durante la gestación y en el parto.
El incremento de peso de una mujer durante todo el periodo de gestación no debe exceder de 12 kilogramos, de lo contrario, podrían aparecer patologías como la diabetes gestacional y preclamsia.
Consideró que en el aspecto práctico, los requerimientos individuales de la embarazada deben basarse en su edad, estatura, enfermedades agregadas y el peso esperado para cada caso en particular. La ganancia de peso que tenga durante los nueve meses, debe estar en función del peso con el cual se inició el embarazo y con las necesidades alimentarias.
Detalló que una mujer que principia su embarazo con bajo peso, debe tener una ganancia semanal de más de 300 gramos, desde el comienzo del mismo, lo que dará un aumento total de 12 a 15 kilogramos. Para una mujer con peso normal, la ganancia semanal deberá ser de 300 gramos, pero a partir de la semana 20, deberá ser un total de nueve a 12 kilogramos.
En el caso de las mujeres que inician su embarazo con obesidad, la recomendación tiene que ajustarse a las necesidades individuales de cada paciente y a la ganancia de peso por medio de una vigilancia estricta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario