martes, 15 de octubre de 2019

MEMORÁNDUM

***Bety Vélez; el asunto Taxco
Gerardo Ruano Cástulo.
La vía correcta para lograr el éxito es el trabajo. No hay de otra. Ese es el verdadero camino. Por eso es destacable, el liderazgo de Beatriz Vélez Núñez, al frente de la sección 36 del SNTSA. Su estancia en la dirigencia, no es fruto de un capricho o interés mezquino.
Su fundamento siempre ha sido el servicio. Trabajar de manera perseverante, para lograr más conquistas en beneficio de los trabajadores. La historia de la sección habla de una gestión, que supera por mucho a sus antecesores. De ahí, el impresionante apoyo que tiene de Miles de trabajadores. Apoyo que se ve en todos los centros de trabajo. Por eso ha ganado su permanencia en la dirigencia, pasando por la prueba del tamiz de las urnas. Con voto libre, secreto y directo de los trabajadores. Elecciones democráticas. Donde las demás planillas, han quedado lejos en sufragios. Puesto que entre 7 y 8 de cada 10 trabajadores, han avalado el trabajo serio y responsable de Bety Vélez, como se le conoce a la oriunda de Jaleaca de Catalán. En el caso del Hospital General de Taxco, algo mencionado en este tiempo, en la elección más reciente, de los 445 trabajadores que pertenecen al SNTSA, 320 votaron a favor de Bety Vélez. Lo que equivale al 72 por ciento. Cifra impresionante para un liderazgo sindical. Prueba, de que hay trabajo y resultados. Y prueba, de la fuerza que tiene la sección 36 en la Secretaría de Salud del Estado. En el caso, de la ahora, ex delegada en el Hospital, Lidia Alonso, sencillamente, después de intentar generar un conflicto, debió aceptar que no tenía el consenso de la base. Su rebeldía, se podría entender por interés político. Se le liga con Morena. Y si los trabajadores ya le habían dicho que no, ¿Qué necesidad tenía de irse por la libre, incluso de manifestar y autollamarse independiente? No pasó el tamiz del pleno de los trabajadores. Tan no lo pasó, que con votación aplastante, se eligió a una delegada sindical especial en el Hospital. La decisión fue tomada por la base trabajadora. Esa misma, que ha votado a favor del liderazgo de Bety Vélez, sin importar quien gobierne en el estado o en el país. En Guerrero, Bety Vélez ha ganado en tiempos del PRD y el PRI. Y en el ámbito nacional, lo más reciente, en tiempos de la 4T. En este último, insisto, con triunfo contundente. Como justo premio, a lo que registra el inventario de su carrera politico-sindical. Los beneficios son amplios y han llegado a todos. Incluidos, hay que decirlo, a quienes hoy se dicen independientes. Que por cierto, hablarían pestes, pero no renuncian a la sección. Al final del día, la sección 36 vive en democracia. Los trabajadores le han dicho que si a Bety Vélez. Ahora, le dijeron, basta a la ex delegada del Hospital de Taxco. Quien a pesar de eso, se exhibiría por sus nexos con Morena y buscaría apoyo por fuera, al no tener respaldo de la base. ¿No es acaso, el voto de los trabajadores, lo más importante

No hay comentarios.:

Publicar un comentario