jueves, 19 de diciembre de 2019

ZONA CERO

*Ataques con ácido a mujeres 
*Mario y su candidatura
Roberto Santos
María Elena Ruiz Ortiz no es la única mujer atacada con ácido corrosivo en México.
Eso es grave porque no solo no existe un castigo demasiado fuerte para frenar este tipo de acciones en contra de mujeres y porque estas agresiones van en aumento, lo que mete presión a los legisladores para tipificar este delito como intento de homicidio.

Y es que en México lesionar a mujeres con ácido no es delito pese a que las secuelas físicas y emocionales no desaparecen durante el resto de la vida.
Lo que si es necesario es castigar al empresario que atacó a Elena Ruiz cuando sufrió el rechazo de la saxafonista ante las pretensiones amorosas de éste.
Este es el caso más reciente que se tiene noticia, pero de los anteriores no existen estadísticas oficiales para saber cuántas mujeres han sido atacadas con algún tipo de ácido corrosivo.
Y al no existir estadísticas oficiales, es difícil saber cuántas mujeres han sido víctimas en el país de este tipo de atentados, lo cual es grave porque sin registro y sin castigo es probable que los casos se incrementen exponencialmente.
De acuerdo a información existente, en el mundo ocurren cerca de mil 500 ataques con ácido en contra de mujeres, que son considerados como violencia de género de acuerdo a la Organización Acid Trust International (ASTID). 
En México es la diputada del Partido Verde, Alessandra Rojo de la Vega es quien ha trabajado con 10 agredidas con este tipo de sustancia corrosiva, con la intención de tipificar este delito como delito grave.
El tipo de ácido que es común utilizar es nítrico, clorhídrico y sulfúrico, cuya acción es la de desfigurar y lisiar a la agredida, aunque también puede causar la muerte.  
De acuerdo al tipo de ácido será el daño al tejido de la piel y músculo, hasta llegar al hueso. 
Estas sustancias son de venta libre, y solo en algunos países se ha regulado su venta, pero en México este tipo de productos se encuentran al alcance de toda la población con precios accesibles. 
Lo que algunas organizaciones, como la de diputada de la Vega, busca que las lesiones sean tipificadas en razón de género, como lo es el feminicidio distinguido del homicidio, porque solo así el agresor podrá recibir un castigo acorde al daño causado.
Algunos casos que se conocieron son los de María del Carmen Sánchez, atacada por su expareja en 2014 al negarse a regresar con él; de Verónica y su hija Esmeralda, a quienes un grupo de hombres les arrojaron ácido en 2018 al salir de su domicilio (ubicado en Cuautlancingo, Puebla); y de Ana Saldaña Aguilar, agredida el año pasado cuando bajaba de su automóvil a las afueras de su casa.
Ante este tipo de daños, resultados de este tipo de violencia de género pueden ser atendidas sólo en centros especializados, como el Hospital General Doctor Rubén Leñero, el Hospital General Balbuena o el Centro Nacional de Investigación y Atención de Quemados.
Está claro que estas mujeres que han sufrido este tipo de agresiones pueden quedar solo con daños físicos, sino también psicológicos que las puede llevar al aislamiento social, estrés postraumático o depresión, por lo que es necesario que reciban atención psicológica, psiquiátrica y de trabajo social para que a la paciente se le pueda facilitar su rehabilitación y su reintegración a la sociedad.
La organización ASTI indica en su página web que los gobiernos nacionales tienen la máxima responsabilidad de introducir y aplicar leyes y políticas sobre la violencia con ácidos hacia mujeres y niñas.
Destaca que se debe regular la venta y precio de los ácidos corrosivos, ubicar a los vendedores y a los compradores. 
MARIO MORENO Y LA CANDIDATURA A GOBERNADOR
De acuerdo a Quadratín, el secretario de Desarrollo Social del estado, Mario Moreno Arcos dijo que su partido, el PRI, tiene muchas posibilidades de hacer una alianza con el PRD, PAN y con algunos sectores de Morena durante el proceso electoral de 2021, pero consideró que se debe llevar a un candidato que sea punto de encuentro entre la sociedad y los partidos políticos. 
En la nota aparecida en el portal de esta página, Mario señaló que es un hombre de compromisos y retos que primeramente debe cumplir con la encomienda que le dio el gobernador Héctor Astudillo Flores al frente de la Secretaría de Desarrollo Social. 
En la misma, indicó que decidirá a mediados de 2020 si participa o no por la candidatura del PRI a la gubernatura, reiterando que se tienen que esperar los tiempos. 
“Sobre su posicionamiento como uno de los dos principales aspirantes por el tricolor, comentó que eso es lo que muestran las encuestas y la propia gente, por lo cual recordó que en su carrera política ha participado en seis elecciones y las seis las ha ganado.” 
Destacó que “participará si ve que tiene posibilidades de obtener la victoria, ya que no es un aventurero de la política.” 
Para Mario es necesario que en el PRI primero se debe buscar la unidad dentro de la militancia y posteriormente buscar grandes alianzas con los partidos políticos, pero principalmente con la sociedad.
“Quien sea el abanderado deberá ser alguien que pueda ser punto de encuentro y atractivo para el grueso de la población. Hoy los partidos tienen una merma importante y la gente ahora ve a las personas”, afirmó.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario