miércoles, 22 de abril de 2020

No se usará fuerza pública para que la gente se quede en casa, aclara gobierno

Durante el anuncio sobre el arranque de la fase 3 de la pandemia de coronavirus, el gobierno mexicano preciso que si bien otros países han recurrido a la fuerza pública para facilitar que las personas se queden en casa, y con ello evitar más contagios, México no llevará a cabo tales acciones.
Lo que hemos visto en otros países cuando se ven rebasados por la epidemia y que desafortunadamente no pudieron tomar las medidas en momento temprano, es que acudieron a la fuerza pública.

(Sin embargo) cada país tiene su realidad social, económica, política y cultural. En el caso de México, las medias sanitarias están centradas en el tema de la actividad laboral, la suspensión de las escuelas y el espacio público sin necesidad de ejercer la fuerza pública, apuntó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.
El funcionario de la Secretaría de Salud (Ssa) explicó que con la entrada a la Fase 3 se continuará con las medidas ya establecidas como la extensión de la Jornada Nacional de Sana Distancia hasta el 30 de mayo en los municipios con mayor contagio y hasta el 17 en donde hay menor transmisión.
Así como con la protección a los grupos de riesgo que son los adultos mayores, las mujeres embarazadas y las personas con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, obesidad, entre otras.
Estados deben garantizar medidas ante epidemia sin violar derechos:
López-Gatell señaló que con la entrada a la Fase 3 de la epidemia las autoridades estatales serán las encargadas de asegurar el cumplimiento de las medidas de mitigación, pero sin violar los derechos humanos.
Subrayó que el planteamiento de las medidas ante la epidemia es una atribución únicamente de la autoridad sanitaria federal, por lo cual los estados no pueden imponer medidas menos rigurosas.
Las autoridades estatales tienen la obligación de hacerlas cumplir y utilizar los mecanismos que les corresponden en sus demás atribuciones para que estas medidas ocurran. Si alguna autoridad estatal tiene la posibilidad de disponer medidas adicionales para hacer más efectivo el cumplimiento de estas, desde luego sin afectar los derechos humanos, es su competencia lograrlo, agregó.
Algunos gobernadores de los distintos estados de la República anunciaron el endurecimiento de las medidas de mitigación para el virus.
El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, anunció el uso obligatorio de cubrebocas, el uso de la fuerza pública para cumplir la restricción de la movilidad y la instalación de filtros sanitarios para quienes procedan del Valle de México.
Por su parte, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, declaró un aislamiento obligatorio en el estado y anunció sanciones para las personas que no justifiquen su circulación por las calles.
Otros estados como Guanajuato y Jalisco anunciaron la colocación de filtros sanitarios en autopistas, y en Nuevo León se dio a conocer que se analizan sanciones para las personas que no usen cubrebocas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario