jueves, 30 de julio de 2020

OPINION

Importante encuentro JSA, HAF.
Por Manuel Tello Zapata
Para tratar temas como la Infraestructura y la Justicia Laboral, el Rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña Almazán, sostuvo una importante reunión de trabajo con el Gobernador del Estado, Héctor Astudillo Flores, respetando desde luego los métodos para prevenir el Coronavirus, como la Sana distancia, uso de cubrebocas. El evento sin embargo, fue emotivo por la buena amistad que existe entre ambos servidores públicos.

Durante el encuentro, el mandatario estatal le informó al Doctor Saldaña Almazán sobre los trabajos de infraestructura que comenzarán a realizarse en los próximos días, que beneficiarán a doce Escuelas y Facultades, y que se definirán con la firma de un convenio.
Por otra parte, el Rector de la UAGro, hizo entrega de una unidad móvil para los trabajos de campo que realiza el Centro de Investigación de Enfermedades Tropicales (CIET). Este apoyo resulta de mucha importancia en estos tiempos en que la pandemia del Coronavirus ha convertido a la Universidad Autónoma de Guerrero, en una gran aliada para el pueblo de Guerrero y sus gobiernos. 
El Doctor Saldaña Almazán, informó públicamente que la administración central universitaria tiene ya una bolsa de 48 millones de pesos, para compensar el impacto económico que el timbrado de la nómina, producirá en el salario de los trabajadores universitarios.
EL TRABAJO EN LA FISCALÍA GENERAL.
El Fiscal General del Estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, encabezó el domingo anterior de manera personal, las diligencias que se realizan en el municipio de Huamuxtitlán, donde fue arteramente asesinada la Doctora Mélida Honorato Gabriela, quien fungía como Directora del Hospital en esa cabecera municipal. Hasta el momento las investigaciones continúan, con el apoyo de la Guardia Nacional y la Fuerza Estatal, quienes mantienen vigilancia permanente en el centro hospitalario y realizan diversos recorridos. Jorge Zuriel señaló que este crimen habrá de esclarecerse, con el trabajo que realizan los policías ministeriales.
Por otra parte, con el objeto de fortalecer el trabajo operativo, que sigue ofreciendo resultados, el Fiscal General hizo entrega de tres unidades vehiculares para las Zonas Norte, Centro y Montaña. Se trata de una camioneta Dodge Ram y un vehículo Nissan. El Coordinador de Servicios Periciales de la Zona Centro, José Alberto Salmerón, recibió una camioneta Dodge Ram.
En otro orden, la FGE obtuvo vinculación a proceso contra Cristino “N” por el delito de violación agravada contra una menor de edad, en Acapulco. Se logró sentencia de 24 años de prisión en contra de Francisco “N”, por los delitos de violación equiparada, agravada y pornografía contra menores de edad, en Chilpancingo. En Ometepec, fue vinculado a proceso Bismarck “N”, como probable responsable de feminicidio, ya que privó de la vida a su pareja en una casa de esa cabecera municipal.
ÁNGEL AGUIRRE Y AYOTZINAPA.
No le falta razón al ex Gobernador Ángel Aguirre Rivero, cuando considera inaceptable el anuncio de un supuesto veto que le hacen de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, para que no pueda participar en política. Aguirre ha manifestado que se mantiene al margen del proceso electoral pero no significa su retiro, porque mantiene sus derechos políticos intactos.
Si se realiza un análisis concreto de lo sucedido hace casi seis años en Iguala, que origino la desaparición de 43 estudiantes, se descubre que el Gobierno del Estado no tuvo nada que ver en esa tremenda crisis sino todo lo contrario. Cuando se le informó la noche del 26 de septiembre al Gobernador sobre lo que sucedía en Iguala, ordenó al Procurador General, Iñaky Blanco Cabrera, que se trasladara de inmediato a esa ciudad, para evitar mayores daños y capturar a quienes resultaran responsable de haber cometido delitos.
Esto permitió la captura de más de cien policías municipales y de diversos sicarios y jefes del cartel Guerreros Unidos, que mantenía el control de la Zona Norte. Dos días después, Aguirre Rivero envió a más de tres mil empleados y trabajadores del sector estatal, a recorrer toda la ciudad de Iguala y sus comunidades para buscar el paradero de los estudiantes desaparecidos.
Antes de que sucedieran estas cosas, como Gobernador del Estado, Ángel Aguirre se configuró como el mandatario que más apoyos había entregado a la Escuela de Ayotzinapa, les dio un autobús, reparó en gran medida los edificios y canchas, otorgó equipo de cómputo para mejorar el sistema de estudios, etc.. El radicalismo de quienes liderean a esta escuela, les impide agradecer esos apoyos.
Existen tres asuntos a evaluar: el antes, durante  y después de la confrontación entre policías municipales, estudiantes de Ayotzinapa y el grupo Guerreros Unidos. Para estudiar los hechos se contrató a cuatro expertos que configuraron el llamado Grupo Internacional de Expertos Independientes que, entre otras cosas, cobraron más de quince millones de pesos por su trabajo.
En su dictamen final, el GIEI expuso en su cuarto tema, que los estudiantes fueron a Iguala para llevarse un autobús cargado de Goma de Opio, que partiría esa noche a Chicago.
La droga era propiedad de Guerreros Unidos. Es por eso que de inmediato los sicarios y policías municipales se movilizaron para impedir la acción. Lograron detener a los de Ayotzinapa cuando se llevaban el ahora llamado Quinto Autobús y a otros que andaban en territorio aledaño.
Quienes se llevaron a los jóvenes y pudieron causarles la muerte, fueron los Guerreros Unidos. Lamentablemente, el gobierno federal tomó el asunto por su cuenta y no realizó la investigación con el orden que se requería. Eso provocó que los líderes y voceros de Ayotzinapa, organizaciones sociales etc., politizaran el asunto y comenzaron las versiones de que fue el Ejército, la Policía federal, etc., quienes participaron en el conflicto. 
Seguramente existen funcionarios que posterior a los hechos, pudieron cometer algún delito por omisión o mal uso de las responsabilidades legales. Pero los asesinos materiales e intelectuales fueron los delincuentes y sus aliados del municipio de Iguala. El ex Gobernador Aguirre Rivero, repetimos, está libre de culpa y lamentablemente lo hicieron el chivo expiatorio del gobierno federal, para hacer culpables donde no los había.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario