lunes, 13 de julio de 2020

ZONA CERO

Frustrante, regresar a semáforo rojo: Héctor Astudillo
Jorge Salgado Parra: Reconocer a los trabajadores de salud
Roberto Santos
A un tris se encuentra el estado de regresar a color rojo. La apertura del 30 por ciento en las actividades económicas y de servicios no se ha respetado, y se han encendido las alarmas en el gobierno del estado.

Todo porque parte de la población sigue sin guardar las recomendaciones de las instancias de salud y de los autoridades de los tres niveles.
En este escenario, son los municipios de Chilpancingo y Acapulco, los más problemáticos, donde las alzas de contagios ponen en riesgo las actividades económicas, ante el riesgo de retornar a semáforo Rojo.
Esto significaría que, una vez más, se cerrarían los negocios y la gente tendría que volver al confinamiento para intentar reducir los contagios.
Con ello se buscaría otra vez frenar la alta demanda de camas Covid en el estado. 
Una especie de volver al inicio y tratar de remar a contracorriente para detener el número de muertos por esta enfermedad.
Cerrar otra vez, sería complicada después de que costó mucho trabajo llegar a color naranja en el semáforo nacional, como lo declaró el gobernador Héctor Astudillo Flores, quien junto con su equipo, coordinado con las autoridades municipales, han hecho lo necesario para mantener controlada la pandemia en el estado.
Es cierto, ha sido complicado por el costo económico, pero fundamentalmente por el costo de vidas que se han perdido, y que parece no se han valorado lo suficiente.
Está claro que después de que se abrieran las actividades, en un 30 por ciento, a la población le ha dado por salir sin respetar las normas establecidas como la sana distancia, uso de cubrebocas y lavado de manos con gel antibacterial.
Para muestra un botón: la clausura de un bar en la ciudad de Chilpancingo, donde departían alrededor de 50 personas sin mantener la distancia de metro y medio, con el riesgo de generar contagios entre ellos.
El problema, habrá que insistir, es que estos jóvenes pueden ser quienes lleven el sars-cov2 a sus hogares y terminar por contagiar a los adultos mayores, como cientos de historias similares se han narrado.
Muchos de los fallecidos jamás supieron cómo se contagiaron si siempre estuvieron confinados en sus casas.
Que los jóvenes sigan acudiendo a bares y fiestas de amigos, ha sido un costo demasiado cruel para los otros, para quienes se mantuvieron en sus casas y debido a la edad o por alguna enfermedad no estuvieron en condiciones de soportar la infección. 
El gobernador ha vuelto a realizar el llamado a la población para que colabore y con determinación y sumen esfuerzos para avanzar de manera positiva. 
Insistió en que la reactivación económica ha costado mucho trabajo, por lo que un retroceso “va a ser verdaderamente doloroso y frustrante”.
Y esta alerta es porque se han encendido los focos rojos al llegar en el estado a más de 7 mil 300 contagios. La mayoría de éstos se encuentran en los municipios de Acapulco, Chilpancingo, Iguala y Zihuatanejo, por lo “que hay que extremar precauciones para no regresar al semáforo rojo, indicó Astudillo Flores.
MIENTRAS EN EL CONGRESO DE GUERRERO, JORGE SALGADO PROPONE UNA LEY PARA LA Protección del Personal Sanitario y de Emergencias del Estado.
El diputado pide se reconozca el desempeño que los profesionales de la salud desempeñan durante la emergencia sanitaria por el Covid-19, en diversas partes del país  y las agresiones contra ellos.
Esta situación es preocupante para las autoridades, a juzgar por las medidas puestas en marcha para proteger a este sector que día a día arriesga su vida por atender a personas contagiadas por el virus, señala en su documento.
Salgado Parra, reconoció que como lo ha declarado el presidente de la República, no se podría lograr nada sin los trabajadores de la salud, por lo que tenemos que respetarlos, reconocerlos y apoyarlos.
Su propuesta tiene como objetivo hacer justicia a todos los trabajadores del área de la salud, principalmente a los que se encuentran en la línea de fuego atendiendo a todos los pacientes que han contraído el coronavirus.
Además, dijo que éste sería un instrumento legal que les proporcionará certidumbre tanto a ellos como a su familia directa en caso de sufrir un desenlace trágico en el ejercicio de sus deberes.
El diputado local priista, quien por cierto, es uno de los más mencionados en este partido para competir por la presidencia municipal de Chilpancingo, propone una serie de acciones que beneficien a los trabajadores mencionados, como descanso obligatorio, alimentación nutritiva y suficiente, suministro de insumos para la protección oportuna y eficiente del personal en riesgo –conforme las recomendaciones de la OMS– y como lo disponga el Comité Paritario, que se integrará por tres vocales representantes de los Servicios de Salud, tres del Sindicato y tres especialistas en salud pública designados por la Comisión de Salud del Congreso, mismo que será presidido por el secretario estatal de Salud.
Además, se les dotará de vestuario y accesorios de protección adecuados; sanitización de espacios, equipos, vehículos y alijos necesarios para la prestación de servicios sanitarios y de emergencias; prestación de servicios médicos, quirúrgico y farmacológico al personal médico y de emergencias y a su familia directa, y apoyo funerario en caso de fallecimiento.
Sin duda es interesante la propuesta hecha por el diputado local, y se espera que sus pares le den visto bueno, para que en adelante los trabajadores de salud gocen de prestaciones de acuerdo al riesgo que esta actividad representa en casos de otras crisis de salud como la que vive el mundo y el país.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario