viernes, 7 de agosto de 2020

ZONA CERO

 Infiernitos preelectorales

Roberto Santos

Nos acercamos al proceso electoral y hay quienes están sacando lo mejor de sí.

Pero otros hacen lo contrario: muestran lo peor de ellos.

No hay propuestas…hay protestas. 

En un entorno electoral, aún hay quienes antes que proponer buscan desestabilizar al otro. 

La intención es obvia, pues en política no hay casualidades.

Y esa no casualidad se llama guerra sucia. 

Ahora le tocó a Mario Moreno Arcos convertirse en el objetivo de un grupo de supuestos universitarios que bloquean calles de Acapulco demandando becas.

Nadie los deslegitimaría de ser verdaderos universitarios. 

Pero donde tuerce el rabo la marrana es cuando nos enteramos que no pertenecen a la máxima casa de estudios. Y de esta aclaración se encargó la mismísima UAGRo, mediante un comunicado donde señala que los jóvenes que bloquean la Avenida Miguel Alemán en Acapulco, a la altura del Parque Papagayo, no son universitarios.

Salvo que sean becarios de la heroica y siempre combativa Universidad Autónoma de Santo Domingo de la CdMex, nadie sabe dónde calientan pupitre estos chicos.

Tampoco pueden provenir de las aulas de las universidades de AMLO, porque ellos ya tienen becas del gobierno federal, mucho mejores que las que otorga el gobierno del estado.

Habrá que mencionar el comunicado que emiten desde la secretaría de Desarrollo Social, donde especifica que se lanzó la convocatoria para becas y que no se ha definido el monto, porque depende de los estudiantes que acrediten los requisitos y del monto que aprobaron los diputados locales. 

Añade que próximamente serán publicados los documentos oficiales donde se establecen condiciones y montos, así como la lista de beneficiarios, a efecto de transparentar la información para que todos tengan acceso y puedan cotejarla en cualquier momento. 

Para aclarar el punto, señala que el monto no es decidido por el gobierno estatal ni Desarrollo Social, que es un recurso proveniente de la recaudación del gobierno del estado y que depende de los montos asignados por el Congreso local en el Presupuesto de Egresos.

Otra aclaración es que se trata de recursos cuyo pago es transparente y auditable por las instancias correspondientes como la AGE y la Contraloría del Estado.

Habrá que señalar que el secretario de Desarrollo Social ha estado convocando a estos “estudiantes” a una reunión para que planteen sus inquietudes, cosa que no ha sucedido por la negativa de los mismos. 

De ahí que salten tres puntos importantes a considerar: no son estudiantes, no están en la lista de beneficiarios y se niegan sistemáticamente a reunirse con el secretario de Desarrollo Social.

Se cree entonces que ante la decisión de Mario Moreno de participar en la elección interna en busca de la candidatura a la gubernatura del estado, hay quien no lo acepta y está creando olas para cerrarle el paso.

Mala decisión, porque se sabe que esto de hacerle guerra sucia a quien no está desprestigiado ni cuenta con señalamientos de corrupción ni malversación de recursos y que ha ganado los espacios en las urnas, es sumamente complicado para que la gente le crea.

Lo más probable es que quien orquesta estas movilizaciones con un ilegitimo propósito, termine por obtener el efecto contrario a sus pretensiones de desprestigiar y descalificar al secretario de Desarrollo Social, Mario Moreno Arcos, quien se mueve por el estado entregando los programas como Un cuarto Más y paneles solares. 

Más conveniente sería dejarlo trabajar como lo está haciendo y no distraerlo en infiernitos preelectorales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario