jueves, 24 de septiembre de 2020

OPINION

 No a la violencia estudiantil

Por Manuel Tello Zapata

Durante el vandalismo que hicieron estudiantes de Ayotzinapa en contra de los poderes legislativo y judicial, participaron más de seiscientos jóvenes. Obviamente, no todos eran alumnos de Ayotzinapa. Fueron apoyados por estudiantes de otras normales provenientes de Puebla, Michoacán, Hidalgo, Chihuahua, Chiapas, Morelos, Estado de México, Sonora, Tlaxcala, Campeche, Zacatecas y Aguascalientes.

Mediante un comunicado, el gobierno del Estado manifestó que estas actitudes de violencia son inaceptables, porque sus exigencias encabezadas por los padres de familia y los propios estudiantes, han sido atendidas frecuentemente por el propio Presidente de la República y el gobierno Federal.

Añadió el comunicado que: “A seis años de distancia, necesitamos generar una ruta de entendimiento entre los distintos grupos sociales, que evite la violencia y que no se altere la tranquilidad social que tanto ha costado construir. Debemos sumar todos nuestros esfuerzos para encontrar a los verdaderos responsables de esta tragedia; trabajar para dar justicia a las víctimas y desterrar la violencia que tanto ha dañado a Guerrero”.

LA UAGro EN ACCIÓN. 

Al participar en la transmisión que encabezó el Gobernador del Estado Héctor Astudillo Flores, sobre los datos del Covid-19 en Guerrero, el Rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña Almazán, afirmó que ningún estudiante se quedará sin acceder a la Educación media Superior y Superior, porque serán canalizados a la segunda o tercera opción que colocaron al inscribirse, ya que los tiempos actuales demandan solidaridad de las instituciones hacia el pueblo.

Para lograr esto, dijo que el lunes se inauguró en la Universidad virtual de la UAGro, la plataforma de Classroom Google Education, así como en todas las escuelas de la institución. El Doctor Saldaña Almazán expuso que nuestra máxima casa de estudios fue la segunda a nivel nacional que cumplió con el cien por ciento de sus clases, meta que se propuso como miembro de la ANUIES.

Indicó que se han puesto a disposición de las comunidades rurales, sus instalaciones para proporcionar Internet a quienes necesitan tomar sus clases en la modalidad a distancia. Indicó que se están atendiendo algunos casos para la admisión de estudiantes en carreras de Salud, donde se abrieron 305 espacios adicionales con el apoyo del Gobernador Héctor Astudillo.

Saldaña Almazán reiteró que ningún joven se va a quedar sin estudiar. “A todos los vamos a canalizar a su segunda o tercera opción, y serán atendidos a la brevedad”. El Rector de la UAGro reiteró su agradecimiento al Gobierno de Guerrero, porque han trabajado de la mano con Astudillo Flores, quien es un hombre de buena fe, trabajador. “Los universitarios debemos reconocer cuando usted nos ha ayudado y vemos en usted a un Gobernador que atiende de manera integral todo lo que acontece en el Estado”, concluyó el Rector.

FUNCIONARIOS A SALVO. 

Dos altos funcionarios del Gobierno estatal ya se han recuperado de su salud, lo cual nos da mucho gusto. Se trata de Pedro Ocampo, Secretario privado del Gobernador, quien sufrió un problema en la espalda que ameritó cirugía. El otro funcionario afectado es el Secretario de Desarrollo Social, Mario Moreno Arcos, quien sufrió el contagio por Coronavirus, debido a su alto contacto con la población.

Afortunadamente, el Contador Moreno Arcos ya se ha recuperado del Covid-19 y ha retomado su trabajo, guardando la sana distancia y con el cuidado de los protocolos pertinentes, para cuidar a sus colaboradores; con quienes revisa los temas pendientes en la SEDESOL, dependencia que sigue avanzando y cumple en tiempo y forma con los compromisos del Gobierno que encabeza Héctor Astudillo Flores. Les deseamos el mayor de los éxitos y una buena reintegración, a Pedro Ocampo y a Mario Moreno Arcos.

AYOTZINAPA; EL VANDALISMO SIGUE.

Convertidos en auténticos delincuentes o en terroristas, que es lo mismo, estudiantes de Ayotzinapa vandalizaron  el pasado martes, el edificio del Congreso del Estado de una manera jamás vista. Los destrozos fueron incontables. Cientos de jóvenes normalistas allanaron el edificio con mucha furia y ganas de venganza.

Aseguran los ayotzinapos que fueron engañados por los diputados locales (la mayoría de Morena) y por eso cometieron tal acción, que es repudiada por toda la sociedad guerrerense.

Durante el evento, los estudiantes rompieron la puerta del estacionamiento con una camioneta distribuidora de Pan Bimbo. Con ella la metieron hasta la puerta de las oficinas; la rompieron e incendiaron la unidad, sin importarles los daños que podrían ocasionar.

Una vez adentro, comenzaron a detonar explosivos, escuchándose más de 25 bombazos de alto estruendo. Los vidrios de las ventanas del Congreso fueron rotos a pedradas y palazos. Diversos monumentos fueron dañados y pintarrajearon las paredes, ocasionando un serio daño material.

En este sentido, el Gobernador del Estado Héctor Astudillo Flores, al manifestar su postura, dijo que los estudiantes de Ayotzinapa cuentan con su apoyo, pero no está de acuerdo en que se cometan este tipo de acciones, que ya deben dejarse fuera porque no tienen nada de positivo.

Tal pareciera que quienes manipulan a los jóvenes de Ayotzinapa, como Tlachinollan y otros, no hacen nada para exigir a los alumnos que dejen de cometer acciones de vandalismo. Esos dirigentes han sido los más beneficiado$ con la desaparición de los estudiantes en 2014, y quieren seguir siéndolo, por lo que se aprecia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario