jueves, 29 de octubre de 2020

FORO POLITICO

 Sucesión Caliente; Alianzas, Preparadas

Por Salomón García Gálvez.

Candente se torna la sucesión por la gubernatura de Guerrero. Hasta el momento pareciera que son cuatro los finalistas del partido Morena, quienes van por la ansiada candidatura: Félix, Walton, Pablo y Adela. 

El PRI, que solo tiene a tres aspirantes -Añorve, Mario y Apreza- se enfrentará al Morena, sin AMLO en la boleta. El tricolor, espera repetir victorias como las de Hidalgo y Coahuila. Le abollaron tantito la corona a AMLO. 

Ambos partidos, PRI y Morena, hacen preparativos para la batalla electoral. Todos los aspirantes recorren el estado, como si el árbitro ya hubiese dado el banderazo de arranque  para las precampañas.

Pablo Amílcar Ballesteros, ex delegado federal, es quien muestra una enfermiza y desmedida ambición por la candidatura; soberbio, arrancó su precampaña con muchos días de anticipación; colocó espectaculares en varias ciudades del estado sin respetar ninguna ley, ni a sus oponentes. 

Pablo, exhibe prepotencia, arrogancia y autoritarismo desmedidos. Así se gestan los dictadores. Adela Román Ocampo, alcaldesa de Acapulco, más que aliada de Pablo, ya se convirtió en parte de su séquito de serviles. Patético.

Félix Salgado Macedonio, sigue como puntero en las encuestas; al parecer tendría como aliado a Luis Walton Aburto. Un “choque de trenes” entre Pablo y Félix, favorecería al político y empresario acapulqueño.

La autoridad electoral, en este caso el Tribunal Electoral del Estado (TEE), es una instancia que no resuelve nada; ningún ciudadano que haya interpuesto alguna demanda por violación a la ley electoral, nunca tendrá respuesta positiva ante esa instancia.

El TEE, además de haberse convertido en la Oficialía de Partes más cara del mundo, es manejado por un grupo de siniestros magistrados cuya operatividad deja mucho que desear. 

El TEE, lo preside su titular  el magistrado J. Inés Betancourt Salgado, hijo putativo del ex diputado priista Cuauhtémoc Salgado Romero. 

El TEE y sus magistrados no trabajan, es raro que lo hagan; cobran mucho dinero por manipular la ley a favor del mejor postor y  están al servicio de funcionarios en el poder. 

El TEE, no sirve de nada. Lo mantiene el pueblo de Guerrero (con sus impuestos), por hacer nada. Debiera desaparecer esta instancia. Es una cloaca pestilente. 

Pablo, hasta se carcajeó cuando se enteró de la resolución del TEE, cuyos magistrados desecharon ordenar que el inflado aspirante de Morena retire sus espectaculares. 

El prepotente aspirante de Morena, puede colocar toda la propaganda donde se le antoje, y al mismo tiempo andar en abierta y adelantada campaña. 

Pablo, tiene patente de corso; para son las instituciones: ¡para mandarlas al diablo!... Así decía su “ex jefe” AMLO, cuando empezó su campaña presidencial, hace menos de 20 años.

El TEE, al desechar una demanda contra Pablo Amílcar Sandoval, para que retire sus 32 espectaculares, lo que propicia es que cualquier partido político ordene la colocación de más propaganda visual (espectaculares) utilizando dinero de dudosa procedencia, hasta del narco. El TEE, será culpable de viciar el proceso comicial de Guerrero… Al tiempo.

JORGE SALGADO: MIEDOSOS, LO ATACAN.

Desde el anonimato -como los cobardes, en las redes sociales- el diputado Jorge Salgado Parra, es objeto de constantes ataques; el joven político, es el puntero en todas las encuestas,  por la candidatura a la alcaldía de Chilpancingo.

El joven legislador además de estimado y respetado por la población de Chilpancingo,  le reconocen su excelente preparación académica como Doctor en Derecho, por una de las mejores universidades del mundo: la Complutense de Madrid, España. 

Sencillo y cordial como es Jorge, también es “odiado” por un minúsculo grupúsculo de envidiosos y oportunistas que nunca han ganado ninguna elección en las urnas. Sin reflexionar, lo atacan.

A Jorge, mal le llaman “chapulín”, porque ganó una elección con el PRD, pero olvidan que el partido del sol azteca, es hijo del PRI. El tricolor, también es padre del Morena. 

En aquella ocasión, también Ángel Aguirre Rivero, desertó del PRI y ganó la gubernatura encabezando una coalición -PRD, PT, Convergencia-. Miles de priistas le dieron su voto y el triunfo al ex mandatario estatal. Pero eso ya es historia.

Los constantes ataques contra el diputado Salgado Parra, más popular hacen al joven político nativo de Chilpancingo, quien está bien posicionado para abanderar al PRI, para la próxima contienda electoral. Jorge ha ganado dos elecciones constitucionales y una interna.

“Fuego amigo”, o como quieran llamarle, los cobardes ataques contra Salgado Parra, no le hacen mella, porque tiene todos sus derechos a salvo dentro del tricolor. 

Los malquerientes de Jorge, debieran entender que esos ataques le sirven más a los ambiciosos e improvisados opositores de enfrente (more-nacos), a quienes les hacen gordo el caldo… Punto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario