jueves, 7 de enero de 2021

MEMORÁNDUM

 *** Suena el nombre de Mario.

Gerardo Ruano Cástulo

La ruta por la definición del candidato del PRI al gobierno del estado, está muy clara. El abanderado saldrá producto del mejor posicionamiento, reflejado en encuestas ordenadas desde la dirigencia nacional. De entrada, ese proceso, por las condiciones, no está para vicios e imposiciones. Si el PRI aspira a ser competitivo y a ganar las elecciones de junio próximo, deberá enviar al aspirante con mayor aceptación y menor grado de rechazo.

Al aspirante que posea posibilidad real de crecimiento. Que tenga argumentos, para echarse al equipo al hombro. El de enfrente, no es un compromiso sencillo. De hecho, ninguna elección es fácil. En todos los frentes, debe haber adrenalina. El voto aún no ha Sido depositado en las urnas y todo puede pasar. Pero, en ese marco, siempre será mejor la designación de un candidato con más pros que contras. Un candidato que posea aceptación dentro y fuera del partido. Un candidato capaz de sumar a más expresiones. Un candidato que sea certeza de capacidad y talento. Un candidato que tenga empatía en territorio. Un candidato que tenga para ganar en el debate. Y bajo esa consideración, la ruta parece ser muy clara. Hay nombre. El personaje con mayor crecimiento y que se ve plenamente preparado para el desafío, es Mario Moreno Arcos. En el aire está la sensación positiva que ha producido su aspiración. Se ha convertido en el aspirante natural para competir por la Gubernatura. La ruta parece clara. Suena el nombre de Mario. ¿Lo verán así, quienes deciden en el PRI?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario