miércoles, 28 de julio de 2021

MEMORÁNDUM

 *** HAF y el Renejuarismo.

Gerardo Ruano Cástulo.

Corría el año de 1998. El PRI sometería a elección interna de sus militantes, la candidatura para Gobernador. Producto de ese ejercicio, se erigió como candidato, el hoy finado, René Juárez Cisneros; quién llegó a la Gubernatura, tras ganar en un proceso electoral, sumamente competido. Recuerdo, que la situación del PRI fue complicada, luego de la elección interna.

El panorama lucía sombrío, ante posibles fracturas. De ahí, que se buscó a un líder, con talentos y capacidades, para dirigir al partido tricolor, en ese momento candente. El elegido fue el hoy Gobernador, Héctor Astudillo Flores, quien hacía magnífico trabajo como alcalde de Chilpancingo en ese tiempo. Sin duda, para el entonces presidente municipal fue una decisión dolorosa en sus afectos, porque uno de sus mayores anhelos había sido gobernar la capital y hacerlo bien; como lo estaba realizando. La capital tenía un alcalde muy apreciado. Con altos índices de aceptación. Con gran presencia en colonias y comunidades. Con un ejercicio de gobierno eficiente. Era patente el compromiso. No en vano, desde ese entonces, ya se le veía con muchas posibilidades de ir, en un futuro, por la Gubernatura. Su imagen dentro y fuera de la capital era buena. Así que, en aquel momento, cuando el horno político ardía, Héctor Astudillo aceptó el reto y se la jugó con todo en el Proyecto de René Juárez (QEPD). Asumió la dirigencia en tiempo de alta tensión. La historia debe registrar el triunfo del PRI en 1999, como una gran conquista. Por todos los factores que intervinieron y como lograron llegar a la meta. Sin duda, la candidatura de René Juárez fue acertada. Como también fue acertado el llamado que le hizo a Héctor Astudillo, para que le echara la mano desde el partido. Este capítulo, debe ser simbólico para el hoy Gobernador de Guerrero. Debe ser, porque es parte fundamental de la historia política que ha construido. Para nada fue sencilla la travesía. Durante el Renejuarismo, Astudillo Flores fue a elecciones para ser Senador de la República, lo cual consiguió ganando bien en las urnas. Antes, ya había liderado el Congreso del Estado, al ser diputado coordinador de la fracción del PRI, que tenía amplia mayoría en el poder legislativo. No hay duda, que el Gobernador Héctor Astudillo tuvo vínculo especial con el finado René Juárez, que dicho sea de paso, se ha destacado en los últimos días, su tenacidad para venir desde abajo y convertirse en Mandatario Estatal. Así también, sus talentos para llegar a la esfera nacional y haber dirigido al PRI en el país;  y justo en el momento de partir, era coordinador de su partido en la cámara de diputados federal. Por eso, muy merecido el homenaje póstumo; como merecido, el que hará hoy el Gobierno de Guerrero. Y lo encabezará uno de los hombres, que se la jugó con él, en aquél tiempo de alta tensión. En ese momento, cuando se conoce a los amigos en serio

No hay comentarios.:

Publicar un comentario