lunes, 11 de abril de 2022

UN MINUTO

 CONDUCTA

Leo en un libro sobre conducta, que somos muy dados a culpar a los demás sin hacer

primero un análisis sobre la conducta propia…

Una chica llega con el orientador social de su escuela y le dice:

--Mi novio me quiere tener bajo control todo el tiempo, no me deja salir con amistades y

lo que es peor, no me dedica el tiempo que tiene libre, siempre ocupado con la escuela o el

Internet…

--¿Y tú qué tienes, qué te pasa…? Le dice el orientador…

--No me pasa nada, es él quien está mal…

--Sí, de acuerdo, él está mal, pero ¿tú cómo estás…?

--Yo no tengo nada, es él con quien ya estoy pensando que no compaginamos, que

somos diferentes…

--¿No te pasó igual con el novio anterior…?

--Sí, pero resultó que estaba mal, que tenía mal carácter, que no me entendía…

--Por eso, ya has pensado si tú tienes algo…

--Nó, no me entiende, son ellos los que están mal…

Y así se sigue en un círculo vicioso. La pareja perfecta no existe y la realidad es muy

diferente y nada se remedia culpando a otros. Lo inadecuado son las ideas preconcebidas,

el pensar e inclusive contestar por otros, el dar por hecho lo que no sabemos. La propuesta

es: hagamos con la vida posible... lo mejor posible...

Es que es más sencillo culpar a los demás que aceptar que hacemos algo mal. Hay que

detenerse un poco y revisar nuestra conducta, a lo mejor quedamos sorprendidos de lo mal

que andamos. Al menos yo sí me sorprendí al hacerlo…

Es todo. héctor garcía alvarez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario