domingo, 15 de mayo de 2022

TRAZOS TIME...

*La dignidad de la política internacional de AMLO

En el último de los casos quién se mete un autogol por no asistir México, son los organizadores de la cumbre, por excluyentes y violan los derechos humanos.

Ante la polémica que se armó después de que el presidente de México dijo que no asistiría a la Cumbre de las Américas si excluyen a Cuba, Venezuela y Nicaragua, no fue un acto de rebeldía o despropósito, sino más bien una reflexión. 

La historia de la política internacional de México se ha caracterizado en su mayoría por ser agachona, entreguista, con algunas excepciones en la historia como fue el propio Juárez, Porfirio Díaz y Lázaro Cárdenas del Río. 

El condicionar de no ir a una cumbre donde la característica ha sido, condicionar a determinados países no a fines a ciertos intereses internacionales, es un acto discriminatorio y no civilizado, como condicional. 

Nada de lo que se pueda argumentar que los EU hacen bien con excluir a países como Cuba, Venezuela y Nicaragua, por sus políticas sociales internas, no dejan de ser arbitrarias y violatorias a los derechos humanos internacionales, independientemente que no nos guste las políticas de esos países.

Si se supone que la Cumbre de las Américas es para ayudar, a desarrollar a la mayoría de estados subdesarrollados que hay en América, en la economía, agricultura, comercio, inversiones, algún tratado, etcétera. 

Pero, ¿Adónde va esa cumbre que se a caracterizado por ser excluyente, a dónde va si solo quiere es países a modo de los intereses, a dónde va si solo quiere aplausos y control? 

Por ello, la reflexión del presidente Andrés Manuel López Obrador es, oportuna y pone el dedo en la llaga de lo que se ha caracterizado esas reuniones, AMLO solo pide igualdad,      

AMLO no cae en despropósito ni rebeldía como dicen algunos, porque no está violando ningún artículo en particular, el mandatario mexicano solo pide igualdad, ya que se supone que la hegemonía en América EU, es desarrollado, democrático, civilizatorio y le gusta ayudar a el desarrollo de otros países. 

Para algunos prende fuegos en las relaciones México-EU, olvídense que habrá tenciones u otras figuras de rupturas, el derecho a reflexionar las condiciones como siempre se hacen en estas cumbres, es solo eso un derecho que hace uso el presidente López Obrador. 

Ya no hay nada bajo el Sol entre la relación México-EU, esto es simplemente hacer reflexionar al presidente Biden, de que los tiempos de la geopolítica están cambiando, la guerra Rusia-Ucrania es un ejemplo claro. 

Imagínense que ahora no se pude reflexionar en dar una opinión de que la Cumbre de las Américas debe de cambiar, deba de ser tomado como romper con una tradición o despropósito. 

Lo que pasa que estamos tan acostumbrados a ser agachones y entreguistas, que cuando vemos una posición digna o ejercer un derecho, la notamos fuera del lugar, 

México no pierde nada ni gana nada por no asistir a una organización cumbre excluyente, la relación con EU quien es el que pone las reglas no se afecta, los acuerdo en materia económica, migrante, seguridad sigue igual y el propio presidente norteamericano lo sabe.


Yo Soy 

federicosol@

yahoo.com.mx

No hay comentarios.:

Publicar un comentario