lunes, 15 de noviembre de 2010

Se creé que barcos con artes de pesca prohibidas masacran tortugas

Por Juan Fco. Barrios Valverde

Barcos procedentes de otros estados del país aparte de venir a saquear las riquezas de productos marinos de las costas de Zihuatanejo, al usar artes de pesca prohibidos en la época de arribazón de tortugas para depositar sus huevos en las arenas del mar de la Costa Grande las que vienen llegando o las que se retiran después de desovar accidentalmente se encuentran con las grandes redes de los barcos quedando atrapadas y los marinos para librarse de responsabilidades después de sacar sus redes al encontrarlas atoradas las regresan al agua algunas ya muertas otras mal heridas.

De esta forma las autoridades encargadas de vigilar los barcos pesqueros no lo hacen.
La muerte de cientos de tortugas marinas en los litorales de la Costa Grande que han ocurrido en este año se debe a que los barcos de pesca de altura llevan a cabo sus actividades con artes de pesca prohibidas, por la falta de vigilancia de parte de los responsables de supervisar esas embarcaciones.
Asimismo los quelonios provienen a través de la corriente de agua denominada corriente ecuatorial, que viene desde Hawai hasta Chile, “que es agua fría que trae la tortuga prieta y la tortuga laúd en su mayoría, frente a las costas de Petacalco hasta cruzar todo el continente sudamericano”, según información de una fuente experto en la materia.
La fuente informativa explica que esta corriente pasa a 20 millas del litoral, de la costa fija, que es una franja de 40 millas de ancho y más allá, a las 70 millas, están resguardadas las tortugas golfinas, y lo que está sucediendo en la región cada vez con más frecuencia es que los barcos de pesca de altura no ponen esclusas en sus redes y provocan ahogamiento en las tortugas.
Como se recordará el último caso de masacre de tortugas se presume que un barco que anduvo frente a las costas de Lázaro Cárdenas fue el que habría provocado la muerte de al menos 75 tortugas, y la corriente las arrastró; las primeras tortugas se encontraron en el municipio de La Unión, después aparecieron en Buena Vista, después en Ixtapa, y así sucesivamente, hasta el cerro del Guamilule, del vecino municipio de Petatlán.
Por lo tanto según el conocedor cada pescador que tiende sus redes, atrapa hasta cien tortugas por hora, las sumerge, las asfixia, pero a pesar de que el quelonio, de los más resistentes, porque la mayoría de las veces quedan vivas, “pero ya en estado terminal, sin capacidad física, nadan sin sentido a la deriva por varios días hasta varar y ya en el varamiento mueren” dijo la fuente.
Destacó que estos pescadores pueden ser barcos atuneros, camaroneros y hasta tiburoneros, pero el detalle no es el tipo de barco, es el tipo de artes de pesca que utilizan prohibidas en su mayoría como lo son los escameros, agalleros, atuneros, tiburoneros y los mismos tiburoneros, que con tirar una línea más de lo normal, estás llevan lastre y las hunde, los palangreros pescan con anzuelo y un metro que las sumerja ya no pueden salir a respirar.
Dijo que las líneas pueden variar desde 10 metros hasta 50 metros de diámetro, con las que barren y un arrastre, dependiendo de la calidad de la pesca es las veces que levantan el arte de pesca.
Se le comentó que se tiene entendido que cuando tienden la red y antes de levantar el arrastre, deben liberar a las especies prohibidas o las que no tienen que ver con ese tipo de pesca.
Respondiendo que los responsables de vigilar eso son todas las autoridades ambientales, pero principalmente los que cuenten con una embarcación costera y el apoyo de la marina; la Conapesca, la Sagarpa y la Armada de México, quienes deben revisar constantemente las embarcaciones, chicas, medianas y de largo arrastre, para vigilar los dispositivos que cuentan para evitar ese tipo de masacres, de depredación marina.
Recalcando que es decir lo que hace falta en ese sentido son operativos de vigilancia y supervisión de ese tipo de embarcaciones, que se consideran furtivos porque utilizan artes de pesca que no están autorizadas, pero debe de haber un registro de todos los pescadores, una licencia de pesca y en ésta deben de especificar el arte de pesca a utilizar; ya sea de pesca deportiva, de recreación y para comercio.
Mencionó que esta es la segunda vez que ocurre en lo que va del año, pero puede ser una embarcación de ese tipo, pero no se puede señalar de manera directa quien fue, solamente que se efectuara una investigación profunda.
Al respecto entrevistado por separado el médico veterinario del Refugio Potosí, Jorge Enrique Guzmán González, expresó que el problema es lamentable puesto que en temporadas salen a la orilla arrastradas por las corrientes muchas tortugas muertas y otras lastimadas.
Resaltó que esto lo considera como un problema serio pues esas actividades de pescadores furtivos afectan esa especie, toda vez en lo que va del año se han encontrado más de 200 ejemplares muertos y se piensa que es a consecuencias de las artes de pesca y para solucionarlo propone se debe de atender las artes de pesca que se utilizan.
Asimismo destacó que hace unas semanas se liberaron unas tortugas marinas prietas (Chelonia Agassizi), las que tienen aproximadamente la edad de 25 años y que presentaban problemas respiratorios lo que les ocasionaba problemas para sumergirse, las otras tres aun están en proceso de rehabilitación en el campamento tortuguero de playa Buena Vista.
Las tortugas fueron liberadas en las inmediaciones de los morros de Potosí lugar donde por naturaleza se encuentran estas especies y donde abunda suficiente alimento remarcando que las condiciones de salud eran las más aptas para regresarlas a su habitat, existiendo como único riesgo el toparse con las redes de otro barco camaronero.
También en el mes abril de este año fueron más de 150 tortugas las que se contabilizaron en todo el litoral de este municipio y el de Petatlán, lo que se ha considerado como uno de los atentados contra esta especie más desastrosos y que pudiendo prevenirlo no se ha estado haciendo nada.
Destaca que ese proyecto de protección y preservación, así como de la rehabilitación de esas especies marinas no es un programa gubernamental, pero a pesar de eso se ha estado apelando a la buena voluntad de personas altruistas que con sus aportaciones han logrado salvar a estas especies.
Sin embargo no ha sido suficiente, aún hay muchas más que deben ser tratadas y aunque se hace todo lo posible en ocasiones no pueden salvarles la vida por carecer de espacios y equipo, lo que más les hace falta y de manera urgente son tinas de fibra de vidrio para poder atender a estos animales milenarios.

1 comentario:

  1. si asi es lastima ke nuestras autoridades no agan nada lo mismo pasa con los trasmalleros en la majagua en la saladita munisipio de la union tiran sus trasmallos para la langosta matan asta por 100 kilos por en barkasion en una noche y los trasmallos los revisan por la mañanay ay kedan todo el dia matando todo lo ke se atrabiesa
    y esto lo asen cuando la langosta esta en beda toda la beda no se respeta si todos los lancheros tiran sus tras mallos matando de todo y as ta se bur lan de uno a don de bamos adar pero bueno asies nuestro mexico lindo y kerido

    ResponderEliminar