martes, 16 de agosto de 2011

DON VICENTE GUERRERO

Regino Ocampo Bello

Don Vicente Guerrero, nació en Tixtla Guerrero el 10 de agosto de 1783, invitado por sus amigos Hermenegildo Galeana y su sobrino Pablo del mismo apellido, se unió a las órdenes del primero a la guerra de independencia.

A la muerte de Galeana en 1814 y de Morelos en 1815, el Virrey Apodaca ofreció un indulto a todos los insurgentes, por lo que muchos de los jefes, dejaron la lucha y en el sur solamente Vicente Guerrero la sostuvo por su voluntad, el Virrey Apodaca nombró a Agustín de Iturbide “comandante del Ejército del Sur” con el fin de que acabara con Vicente Guerrero, pero al ver que no lo podía vencer por las armas, opto por negociar la independencia de México para convertirse en emperador, por eso, le hizo llegar una carta a Vicente Guerrero para notificarle su deseo por terminar con la guerra.
Vicente Guerrero contestó su carta y entre otras cosas le dijo; “comprenda usted, que nada me sería más desagradable como el confesarme delincuente y admitir el indulto que ofrece su gobierno, del cual he de ser contrario hasta el último aliento de mi vida”. Luego le dice: “sepa usted distinguir y no se confunda, defienda usted sus verdaderos derechos y esto, le labrará la corona más grande”.
De este torrente de patriotismo, de ideales, de grandeza y de dignidad humana que tiene su fuente clara y luminosa con Cuauhtémoc, está surgiendo la Bandera de México.
Luego agrega diciendo: “lo expuesto es bastante para que usted conozca mi resolución y la justicia en que me fundo, porque nuestra única divisa es, Independencia y Libertad, si este sistema fuera aceptado por usted, conformaremos nuestras relaciones, me explayare más, convinaremos planes, pero si no se separa del Constitucional de España, no volveré a recibir contestación suya, ni vera más letra mía”.
La Consumación de la Independencia de México, estuvo iluminada por la convicción definitiva de Guerrero, cuando continua diciendo: “le anticipo a usted esta noticia para que no insista ni me note de impolítico, porque ni me ha de convencer nunca a que abrace el partido del rey, sea el que fuere, ni me amedrentan los millares de soldados con quien estoy acostumbrado a batirme, obre como le parezca, que la suerte decidirá y me será más glorioso morir en la campaña, que rendir la cerviz al tirano”. Y termina su carta diciendo así: “he satisfecho el contenido de la carta de usted, porque así lo exige mi crianza y le repito, que todo lo que no sea concerniente a la total Independencia, lo disputaremos, en el campo de Batalla”.
Cuando Iturbide recibió la carta, al momento escribió otra con su puño y letra donde le decía: “me lisonjeo de darle a usted un abrazo que confirme mi expresión, solo aseguraré a usted, que dirigiéndonos usted y yo a un mismo fin, nos resta únicamente, acordar un plan bien sistemado, los medios que nos deben conducir indudablemente y por el camino más corto, cuando hablemos usted y yo, se asegurará de mis verdaderas intenciones”.

La Bandera de la patria, seguía perfilándose augusta en aquellos instantes, entre el espíritu indomable de Vicente Guerrero y la naciente comprensión de Iturbide, que había sido tocado por el verdadero patriotismo.
La carta de Vicente Guerrero es la autentica manifestación de un verdadero guía del sur; de los superhombres que de cuando en cuando, afloran de las águilas, que bajan del sol, envueltas en llamas, para convertirse, en guías del pueblo.

2 comentarios:

  1. El virrey Juan Ruiz Apodaca les dio el indulto a los insurgentes más de 50,000 hombres se acogieron al indulto cansados de la guerra, otros lo rechazaron. Vicente Guerrero, Andrés Quintana Roo, Leona Vicario, Guadalupe Victoria.
    El virrey incluso envía carta por conducto de Juan Pedro Guerrero padre del caudillo para que acepte el indulto y la respuesta de Vicente Guerrero se encuentra escrita en la Cámara de Diputados.

    “Señores, este es mi padre, ha venido a ofrecerme el perdón de los españoles, yo siempre lo he respetado, pero la Patria es primero”

    ResponderEliminar
  2. LOS POLITICOS DEBIERAN RECORDAR ESA FRASE CADA VEZ QUE SE LEVANTAN DE LA CAMA, Y TRATAR DE TRABAJAR CON DIGNIDAD POR SU PUEBLO, EN HONOR DE LOS GRANDES PERSONAJES QUE DERRAMARON SU SANGRE POR UN MEJOR PAIS, DONDE NO HUBIERA DESIGUALDADES. PERO DESGRACIADAMENTE ELLOS HACEN LO CONTRARIO Y SIGUEN TRAICIONANDO A SU PUEBLO Y MATANDO A LOS NUEVOS CAUDILLOS.

    ResponderEliminar