martes, 18 de abril de 2017

La cancha municipal sigue llena de “fritangueros”

Que la cancha municipal sigue llena de fritangueros que ni electricidad pagan porque se conectan del alumbrado público, aunado a los restauranteros irresponsables que no reciclan el aceite y lo arrojan en bolsas al carro recolector. Las vialidades de la principal zona comercial del puerto están contaminadas con lixiviados, contaminación que es propiciada por el mal estado de las unidades de recolección de basura, la proliferación de comerciantes semi fijos irresponsables.

Así lo dio conocer Antonio Rauda restaurantero del centro agregando que la imagen del puerto esta empañada por la contaminación que prevalece en las vialidades, el rojo de las calles se obscureció por el arrastre diario de desechos de los expendios de alimentos.
  Agrego que cuando se han quejado con la dirección de Servicios Públicos, comentan que no se trata de lixiviados, sino de caldos de la basura que se producen en la zona, que para efecto es casi lo mismo.
Añadió que una de las medidas que se han tomado es la limpieza a cargo de personal de Servicios Públicos, pero al estar contaminado en su totalidad el primer cuadro, son insuficientes. Sobre los comercios semi fijos ubicados en la cancha, criticó que no tienen por qué estar en el zócalo, sobre todo porque no aportan en lo más mínimo a la limpieza.
Indicó “Que al menos los obligaran a tener una brigada para que se llevaran la basura, que dejaran limpio el Centro, porque también la luz la están agarrando del Derecho de Alumbrado Público, es una competencia desleal para todos”.
Mencionó que hay comerciantes fritangueros en la cancha  que conectan hasta seis aparatos eléctricos cargados a la luz pública, “es un reflejo del tipo de turismo que llega porque es lo que buscan, garnachas de 10 pesos, lo que incluso propicia que sea muy poca gente en las cenadurías tradicionales. 
A su vez, Juan Manuel Bejar Campos, titular de Servicios Públicos, responsabilizó a los restauranteros de la contaminación en el Centro; “es por las grasas que dejan los restaurantes, ya se platicó con los locatarios y se han entregado folletos, en los que está establecido el horario de la recolección y día, pero añadió que se recogen bolsas con grasas y aceites, que es lo que genera la mancha negra en las calles.
“Es en la cancha donde hay los puntos más críticos, aquí solo se necesita que los locatarios respeten el horario de la recolección” manifestó Béjar.
Con relación a  los señalamientos de que es por el mal estado de las unidades, respondió que previendo eso, se destinó una prensa especial; “pero no se deben sacar las grasas porque al momento de compactar la basura todo se derrama”.
Señaló que la Dirección de Ecología tiene un programa para la recolección del aceite, pero tampoco se respeta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario