lunes, 24 de abril de 2017

Le cortan el vuelo a las Águilas


Para acabar con la larga racha de 7 partidos sin conocer la derrota del América y al mismo tiempo con su malaria con el empate, Santos solamente lo podía hacer de una forma, con un gol de último minuto para evitar más sobresaltos.

El 2-1 en el marcador en favor de los anfitriones del Estadio Corona, fue el reflejo de un Santos que se mostró como el equipo obligado, que sabía que necesitaba el triunfo no sólo para alcanzar en puntos a su rival, sino por la enorme necesidad de una victoria ante tantos empates firmados durante la competencia.
América mostró una cara más serena, ofreció un estilo de juego en el que esperó a los Guerreros en propio terreno para apoderarse del balón y salir jugando, le cedió el balón a los locales pero sin dejarlos crear verdaderas jugadas de peligro.
Conocedor de lo difícil de jugar en Torreón, en especial por su clima y la presión de su afición, Ricardo La Volpe prefirió no generar un gran desgaste en sus jugadores y apostó por un futbol más pausado, un ataque que no implicara demasiado esfuerzo físico que les cobrara factura en la recta final.
Santos, acostumbrado a jugar bajo esas condiciones, optó por abrir espacios, mover el balón a velocidad y buscar trazos largos en busca de superar a la zaga azulcrema por velocidad.
El cansancio comenzó a causar mella en los jugadores del América, su velocidad se veía insuficiente ante unos Guerreros que no se rendían, que buscaban dejar atrás el estigma del empate a cualquier precio y pronto el marcador se movió.
A los 83 minutos, Jonathan Rodríguez encontró un buen balón en el corazón del área y, con ciertas dificultades, pudo patearlo para vencer al imbatible Agustín Marchesín y poner el 1-0 en la pizarra.
Pero el cansancio no detuvo a un hombre acostumbrado a jugar en la cancha del Corona, 5 minutos después de verse abajo, en un tiro de esquina cobrado por Michael Arroyo, apareció Oribe Peralta en todo lo alto y remató con tremendo cabezazo para igualar los cartones.
Sin embargo, bien dicen en Torreón, un Guerrero nunca se rinde y menos cuando enfrente tiene a un rival como el América, ya en tiempo de compensación, en un balón suelto cerca del área, apareció Diego de Buen para meter el riflazo y, ante un desvío, nada pudo hacer el portero americanista para evitar la caída de su arco y de su equipo en la Comarca.
Con este marcador Santos igualó en puntos al América, pero lo rebasó en la tabla de posiciones al contar con una mejor diferencia de goleo, por lo que se apoderó del lugar 5 y dejó a las Águilas en el 6.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario