viernes, 30 de junio de 2017

MEMORÁNDUM

Existen buenos argumentos
Gerardo Ruano Cástulo
Con justa razón se dice, que el todo es más que la suma de sus partes. Es por eso, que el PRI tiene argumentos para mantener la alcaldía capitalina en 2018. El Gobernador, Héctor Astudillo Flores, logró, durante su campaña, sumar a los actores políticos de mayor peso. Como se dice coloquialmente, a los que sí tienen canicas para entrar al juego.

La inclusión jugó un papel determinante para que el partido tricolor cambiara la historia, después de dos derrotas consecutivas en Chilpancingo por la elección de Gobernador. Siendo su tierra, el actual mandatario estatal tenía que reivindicar a su partido; y así lo hizo. Ganó muy bien. Premio por sumar, a liderazgos y grupos de la zona; quienes hoy tienen representación en la estructura del gobierno.
Desde esa perspectiva, el PRI tiene un líder político de peso para las próximas elecciones, en la persona del Gobernador, Héctor Astudillo Flores. Mucho más, en la capital del estado, ya que la inclusión que ha dado, le permite tener un gran margen de maniobra.
Además de esto, y a diferencia de hace tres años, el PRI cuenta con activos con crecimiento y posibilidad real de ganar los comicios. Los nombres son ampliamente manejados. La primera terna, integrada por el secretario particular del Gobernador, César Armenta Adame (cuyos bonos van en franco ascenso). La diputada federal, Beatriz Vélez Nuñez (Que ha venido perdiendo gas). Y el titular del IEEJAG, Jorge Salgado Parra(Que ha ganado fuerza en razón de los resultados de su trabajo).
Enseguida; la diputada local, Beatriz Alarcón Adame(activo político de calidad del Grupo Astudillista). Y el diputado local, Ricardo Moreno Arcos(cuyo peso, realmente radica en la fuerza de su hermano Mario, actual Delegado Estatal del ISSSTE).
Ahora bien. No se trata solamente de estos personajes; sino de sus equipos, y el de otros activos que hoy también están incluidos en el gobierno, ya sea local o federal. En pocas palabras, el PRI tiene los argumentos reales para mantener la alcaldía en su poder. Tiene un buen líder (el Gobernador). Activos que pueden ganar las elecciones. Y grupos con trabajo a ras de piso, que sumados saben que pueden alcanzar el éxito.
Lo que sí es cierto, es que aún es prematuro para poner nombres a las candidaturas. Hace falta un buen trecho. En ese trayecto pueden pasar muchas cosas. Una de éstas, verificar el impacto de la obra social que impulsan en conjunto, el gobernador, Héctor Astudillo Flores, y el alcalde, Marco Antonio Leyva Mena.
Sin olvidar, el giro importante que ha dado el presidente municipal a su gestión, en tiempo reciente. Falta medir el impacto. Lo que también se deberá sumar, como efecto positivo a favor del PRI. No menospreciar, la obra de vivienda, salud, ecología, y en general, de impacto social que hoy se desarrolla.
En suma, hay argumentos para decir, que el PRI puede mantener en su poder a Chilpancingo en 2018. A menos que se duerman y dejen de trabajar. Porque en eso también; en trabajo, le llevan un buen trecho a su competencia. Sus activos más nombrados, son de trabajo y buenas cuentas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario