miércoles, 14 de junio de 2017

OPINION

Se pasaron de lanzas ahora si
Por Manuel Tello Zapata
Dentro de lo que ya se había pronosticado por muchos observadores, lo sucedido el viernes anterior en la comunidad de San Pedro Cacahuatepec, municipio Acapulco, es la crónica de una muerte anunciada. Un grupo de policías comunitarios leales a la UPOEG de Bruno Plácido Valerio, allanaron un domicilio en esa población y dieron muerte a seis personas, hiriendo a otras tres que se encuentran graves en un hospital del puerto.

Mucho se había comentado del peligro que representan los grupos de policías comunitarios para toda la sociedad guerrerense. Surgieron como una respuesta contra la delincuencia organizada; para proteger a la gente de las comunidades donde se sufría más el embate de esos grupos. Al principio todo iba bien y el primer grupo reconocido: la CRAC, continúa dentro de los límites territoriales que se fijaron desde un principio.
Sin embargo, en poco tiempo surgió Bruno Plácido Valerio, que al ser expulsado de la CRAC formó su propia organización comunitaria: la UPOEG. Con el apoyo de los gobernadores, este individuo fue creciendo y se salió de su territorio natural, para invadir en forma progresiva otros municipios donde su presencia ha generado muchos problemas y violencia, como sucede en Tierra Colorada, Chilpancingo (Petaquillas y el Ocotito) y ahora Acapulco.
Bruno se ha negado en forma terminante, aunque dice lo contrario, a presentar ante la Fiscalía General del Estado a los comunitarios que participaron en este repudiable asesinato de gente inocente. Es necesario que se detenga a Plácido Valerio y sea presentado ante las autoridades correspondientes, para que responda por estos hechos denigrantes, como sucedió en Michoacán, donde fue detenido el dirigente comunitario José Manuel Mireles Valverde. El Ejército mexicano debe implementar un operativo especial para que sean desarmados los policías comunitarios integrados a la UPOEG, y el FUSDEG, cuyos comandantes principales deben rendir también cuentas ante las autoridades.
El Congreso del Estado por su parte, debe apresurar la reforma a la Ley 701 para regular la actuación de las policías comunitarias. Resulta muy raro que grupos de campesinos que normalmente se dedicaban a trabajar sus tierras de labranza, hoy porten armas de grueso calibre y no trabajan. Se ignora como sostienen a sus respectivas familias y de donde salen sus ingresos. Es por eso que aumentan las especulaciones en el sentido de que estos grupos han sido infiltrados por la delincuencia organizada. Se espera un buen trabajo de nuestros diputados locales, en lo relativo a esta Ley 701.
UAGro; IMPULSO A LAS CIENCIAS.
Una importante iniciativa para impulsar más la investigación científica, ha puesto en marcha el Rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña Almazán, quien acompañado por investigadores de la Unidad Académica de Ciencias Químico-Biológicas, puso la primera piedra de lo que será el primer Bioterio que se construye en nuestro Estado de Guerrero.
En este espacio científico, los investigadores de la UAGro, podrán criar animales de laboratorio para realizar estudios en el marco del Posgrado en Investigaciones Biomédicas, que ayudarán a resolver diversos problemas del área de Salud Pública. Con las gestiones realizadas por el Rector y los investigadores, se logró que el CONACYT destinase casi tres millones de pesos para equipar el Bioterio de la UAGro, que contará con cubículos, áreas de cuarentena, lavado y esterilizado, una bodega y tres cubículos más para la cría de animales.
Al poner la primera piedra del Bioterio, el Doctor Saldaña Almazán expresó un reconocimiento a la labor de investigadores y Maestros de esa unidad académica, porque con estos trabajos permiten a la UAGro, progresar como una universidad que impulsa la investigación científica en beneficio de la sociedad guerrerense. La Doctora  Mónica Espinoza Rojo y la Directora de esta unidad académica, Amalia Vences, le agradecieron al Rector, por el apoyo que brinda en forma decisiva a la investigación científica.
SENADORES EN PANAMÁ
Con una buena participación y ponencias importantes, el Senador guerrerense Esteban  Albarrán Mendoza, concluyó su estancia en Panamá, donde con un grupo de senadores mexicanos hicieron presencia en el XXXIII Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino), donde se trataron diversos problemas de nuestros países, y el aumento de la migración, que afecta a todos los países de esas regiones.
Albarrán Mendoza expresó un reconocimiento al Papa Francisco por el mensaje que envió al Parlatino, y que recibió la Senadora mexicana Blanca Alcalá Ruiz, Presidenta de este organismo. El Papa reconoció a los parlamentarios, en relación a construir un pacto mundial para una migración segura, regular y ordenada, a través de un diálogo permanente, de alto nivel, sobre la migración en estos países.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario