lunes, 26 de junio de 2017

TRAZOS…TIME

Las elecciones de comisarios, ensayito del 2018
Federico Nogueda 
Las tres etapas de las elecciones para comisarios que terminaron ayer domingo, especialmente en el puerto de Acapulco, nos manda la primera proyección de lo que será la próxima elección para alcalde del primer domingo de julio del 2018.

Para que tengamos idea será una elección cerrada, máxime si el actual alcalde va por la reelección, la pelea sin duda será entre el PRD y el PRI, con la excepción de que se vaya en coalición los demás partidos, cambiaría ligeramente el panorama.
No obstante la lucha se inclinaría entre el PRD y el PRI, lo visto en los últimos tres domingos de quejas de ambos bandos por lograr ganar más comisarías, donde el PRD y el PRI se adjudicaron el triunfo domingo tras domingo, es un síntoma de una próxima lucha que será a morir, sin cuartel. 
Todo es causalidad, la lucha por el PRI de recuperar el puerto de Acapulco, será determinante para la elección presidencial del 2018,  para el PRD retener la alcaldía consolidaría su hegemonía hacía la mira a la gubernatura del estado.
Para el PRD nacional su principal objetivo en Guerrero es ganar otra vez la gubernatura, pero con un candidato ahora si perredista, para el PRI nacional otra vez como hace 5 años, es ganar la presidencia de la república y los cinco municipios más importantes de Guerrero, serán claves entre ellos el puerto. 
No habrá nada que se pueda evitar para que todos los vicios que ambos bandos se acusan unos a otros en la elección de comisarios, no se vuelvan a repetir en la elección para alcalde, al contario serán de mayor dimensión. 
También se puede repetir una semana antes de la elección de julio del 2018, que algún bando se adelante y diga que va haber fraude, o que le van hacer fraude, como una premisa a ciertas lógicas de sentirse previo  a la elección casi derrotado. 
Ahora bien, dependerá de ambos partidos, en este caso del PRD y PRI, que la elección dejara de ser tan ríspida y a muerte como se proyecta, de acuerdo a la probadita del ensayito para elegir comisarios, si algún partido elige como candidato realmente a un personaje que esté bien posesionado.
Que tenga un real trabajo y no simulado, que esté arriba en las encuestas, que tenga un plan, que sepa bien el sentir o el palpitar en las colonias, con esto se evitará el rose y la pelea en las colonias, porque la diferencia en votos sería abultada, y ya no tendrían según sea el caso la calidad moral para reclamar. 
Finalmente de ambos partidos dependerá de sus comités nacionales la decisión de quien iría como abanderado de su partido a la alcaldía, por el PRD, de acuerdo a ciertos dirigentes y hegemonías hay grupos que no quieren que el alcalde se reelija, otros sí, hay indecisión. 
Por el PRI, no hay un candidato donde todos los grupos o hegemonías estén de acuerdo que pudiera ser, todos tiene sus propios insinuados, pero al final como todo, se nombrará un candidato.
La batalla por conquistar electoralmente  al puerto de Acapulco, se pondrá cada vez más interesante, donde habrá eso sí, grandes sorpresas, nada será casualidad, porque el proyecto mayor para Acapulco, ya está. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario