martes, 11 de julio de 2017

MEMORÁNDUM

***El libro azul y la ética
Gerardo Ruano Cástulo
El libro azul resucitó al Real Madrid. No es casual, que hoy se encuentre en la cima del futbol mundial. Después de un periodo complicado. De extravío. Vino un líder que promovió y concretó el referido libro. Todos, sin excepción, desde los altos mandos, hasta el más modesto de los empleados. Pasando por cuerpo técnico y jugadores; no solamente tenían que leer el texto, sino mentalizarlo y llevarle al terreno de los hechos.

Parte de ésta historia, tal y como ocurrió, se puede leer en las páginas de uno de los libros de liderazgo, escritos por Jorge Valdano. Tema, que me trasladó a lo planteado por Stefan Einhorn, en su libro el arte de la bondad, donde establece, que hacer el bien es la clave de un mundo mejor.
La bondad está detrás de todo lo grandioso y maravilloso del mundo. De los más grandes descubrimientos e inventos que aportan para bien del ser humano. El problema, es que ser bueno, en un imperio de violencia e injusticias, se le llama erróneamente tonto. Olvidamos, que por las buenas personas se sostiene el planeta.
Recordar aquél pasaje bíblico, cuando Dios ofreció perdonar a un pueblo completo, si en él se encontraba a una persona buena y justa. Infortunadamente, el desenlace de esa historia es fatal.
El punto es, que cuando cada persona hace bien lo que le corresponde, los resultados son extraordinarios. Ahí está el Real Madrid. El libro azul los motiva a trabajar bien día a día. A practicar los valores del Club. A ser parte de una élite que trabaja con un código de ética.
Por eso es bueno, que el Gobierno Astudillista promueva y haga suyo un código de ética. Qué éste sirva de guía a todos sus integrantes. Que desterrar malos hábitos sea un sello distintivo. Que hacer el bien, esté por encima de cualquier otra situación.
Dice Stefan Einhorn, “La inteligencia ética, tiene su alimento en la bondad.”. No hay otro camino. Fortalecer la ética, descansa sobre actos y obras buenas. En el servicio a los demás.
Ese es el espíritu que impulsa el Gobernador, Héctor Astudillo Flores, a su equipo. El reciente fin de semana, lo hizo desde la Costa Grande, donde entregó obras en los municipios de Atoyac y Tecpan. Trabajando con bondad, para beneficio de más guerrerenses. Haciendo el bien.
Es bueno, que el Mandatario Estatal finque gran parte del éxito en un código de ética. Apostar para el bien, es la mejor decisión que puede tomarse. Especialmente ahora, que la sociedad ha permitido que se aplauda a quien más destruye y mata. Ahora, que la escala de valores se ha invertido.
Buen punto del Gobierno Astudillista.
EN TANTO. El alcalde capitalino, Marco Antonio Leyva Mena, hace bien en mantener contacto permanente con la gente. Recién se le vio, escuchando y atendiendo a un grupo representativo de habitantes de la colonia Ampliación Primero de Mayo; con quienes acordó, emprender el programa de regularización de la tenencia de la tierra, por medio del Instituto Municipal de Vivienda, con el que se beneficiará a 150 familias, que tendrán seguridad jurídica en su patrimonio.
Esa relación directa con la gente, es uno de los puntos más destacables del trabajo de Marco Leyva.
Y POR CIERTO. ¿Qué es más factible? ¿Qué Claudia Ruiz Salinas deje la secretaría General del PRI Nacional, para venirse a la campaña, como candidata al senado por Guerrero, o aprovechar la posición estratégica para llegar por vía plurinominal al Congreso de la Unión? Creo, que la segunda opción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario