viernes, 21 de julio de 2017

MEMORÁNDUM

*Calidad humana; el tema.
Gerardo Ruano Cástulo
La calidad humana no depende de la fama, dinero o poder. Conocemos casos de fracasos y tragedias bajo éstos conceptos. Gente famosa infeliz que acaba suicidándose. Personajes con poder, que son arrollados por la soberbia. Y ricos que se consumen en la avaricia.

Todo en la vida se trabaja. Nada es gratis. La calidad humana es producto de los buenos hábitos. Es parte, de personas, que en lugar de pensar cómo hacer fracasar al vecino, se ocupan de su crecimiento personal.
No ven la vida como una competencia. Han encontrado en el servicio una magnífica oportunidad para seguir creciendo y ser feliz. Entienden que esto es temporal. Tienen los pies sobre el piso.
Hacen las cosas con pasión y las disfrutan. Se dedican a cumplir con la tarea que les corresponde. Se atreven a ser parte de proyectos que implican riesgo. Saben que el caer o ganar es parte del camino al éxito.
Calidad humana; el gran tema de estos tiempos. Olvidado en la célula básica de la sociedad: la familia. Los altos índices de violencia, inseguridad y muerte son reflejo crudo de la situación.
Por eso, es importante que en el servicio público encontremos gente con ésta etiqueta. Uno de éstos casos, es el Secretario Particular del Gobernador, César Armenta Adame; a quien se ubica con grandes posibilidades de ir en busca de la alcaldía de Chilpancingo en 2018.
La fortaleza de César Armenta, no radica en el espacio de poder que hoy ocupa. No se trata de que sea o no hombre de confianza del Mandatario Estatal. Al final, los espacios no hacen a la persona. Lo que cuenta es la calidad humana.
¿Qué cualidades tomaría en cuenta el Gobernador para ubicarle en esa posición? En lo personal, me queda claro, que debió ver en él, una persona confiable. Transparente y honesta. Que sabe cuidar la imagen del Mandatario. Que ayuda a resolver problemas y darle buen cauce a las demandas.
César Armenta es dueño de una gran actitud. Por la misma razón, por ser como es, ha ganado buen terreno a ras de piso. Se le reconoce su sencillez y humildad. El ser franco con la gente. Su disposición al servicio.
En cuánto estatura política, es notable su crecimiento. Como ejemplo, no es casual que el Gobernador le haya encomendado dar seguimiento a los acuerdos signados con el rector de la UAGro, Javier Saldaña, con quien se reunió recientemente.
En resumen, y más allá del espacio estratégico que hoy ocupa, la gran diferencia la marca su calidad humana. Esa es la mayor fortaleza de César Armenta. Y en materia de marketing electoral; construir y cimentar una buena reputación es fundamental e imperativo. Se tiene que ofertar un producto de calidad. Fuerte ante cualquier cuestionamiento. En eso radica el crecimiento César Armenta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario