viernes, 7 de julio de 2017

OPINION

La masacre en Las Cruces.
Por Manuel Tello Zapata.
El enfrentamiento sucedido ayer en el penal de Las Cruces, Acapulco, donde se reporta un saldo de 28 internos muertos y tres heridos, ha generado un sinnúmero de comentarios en las redes, donde se pretende acusar a funcionarios estatales, sin sumar esa masacre a la ola de violencia que sacude a nuestra entidad y a otras del país, donde los grupos delincuenciales hacen de las suyas en medio del tráfico y producción de mariguana y amapola, estadística donde por desgracia, el Estado de Guerrero ocupa uno de los primeros lugares.

La masacre sucedida en el Penal de las Cruces no es nueva a nivel nacional. Ocurre en muchas entidades donde el número de presos por delincuencia organizada, no son trasladados a penales de máxima seguridad. La corrupción en los Centros de Readaptación social mexicanos no es nueva y se realiza desde hace muchos años. En ella participan desde los directores de penales hasta los vigilantes, que permiten por una módica cantidad, el ingreso de armas blancas y pistolas para los internos.
El número de delincuentes detenidos por delitos de orden federal en el penal de Las Cruces, donde existe una sobrepoblación extrema: más de 2600 internos, se ha ido incrementando y en el espacio dedicado a delincuentes del orden federal, se han concentrado en gran número, miembros de dos o tres grupos importantes que finalmente terminaron enfrentándose entre ellos, con el saldo lamentable de muertos y heridos.
Es necesario que el gobierno federal, con el Ejército Mexicano y elementos policiacos de ese nivel, realicen por lo menos una revisión mensual a los penales donde se concentran reos de alta peligrosidad, y que confisquen todo tipo de armas que existen en gran número en ese tipo de instituciones públicas. Porque a los 28 internos asesinados no los mataron con “parque, liga y ligazos”.
LAS CUOTAS DEL SECTOR SALUD.
La Diputada federal por el séptimo distrito y Secretaria General de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sector Salud: Beatriz Vélez Núñez, continúa gestionando que el gobierno federal absorba las aportaciones sindicales de los trabajadores guerrerenses del sector Salud, como las cuotas al FOVISSSTE, ISSSTE y PENSIONISSSTE, así como los impuestos de Hacienda, para que los trabadores estén al corriente con sus aportaciones y no se interrumpan sus derechos en este sentido.
Betty Vélez sostendrá este viernes una reunión con el director del FOVISSSTE; el Secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos y el Secretario de Finanzas, Héctor Apreza Patrón; para acordar la forma como se permita retirar los intereses moratorios por las cuotas que no pagó la Secretaría de Salud estatal durante varios años, con el fin de que los trabajadores no se vean afectados.
Por otra parte, la diputada Beatriz Vélez Núñez hace gala de gran actividad para cumplir con sus responsabilidades como dirigente sindical y representante popular. Realiza constantes visitas a comunidades y cabeceras de los municipios que componen su distrito, para llevar beneficios, apoyos, y conocer de propia voz de la ciudadanía que representa en el Congreso de la Unión, las demandas y los problemas que aquejan a nuestros paisanos del séptimo distrito.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario