viernes, 7 de julio de 2017

MEMORÁNDUM

**El PRI está en su hábitat
Gerardo Ruano Cástulo.
Partiendo del punto, de que hoy el PRI tiene un líder en Casa Guerrero, se debe entender, que la posición estratégica que ocupa Heriberto Huicochea Vázquez, tiene un sentido muy especial. No es fruto de una decisión improvisada, que hoy sea Presidente del Comité Directivo Estatal del Partido tricolor.

La historia en el estado, revela que el PRI trabaja mejor bajo la conducción de un liderazgo desde la esfera del poder. Le costó mucho ser oposición. Siendo francos, la mala identificación del gobierno perredista de Zeferino Torreblanca con la gente, les había abierto la puerta para regresar al poder. Ya conocemos del rompimiento con el Aguirrismo. Su caída dejo al PRD descobijado. A merced de una derrota, que con toda franqueza, se debió registrar desde 2011.
La candidatura del actual gobernador, Héctor Astudillo Flores, crece y se fortalece bajo la directriz que le ha funcionado al PRI. Las gran mayoría de las decisiones, pasaron, desde aquél momento, por las manos del candidato. Ya tenían un líder y con él se la jugaron con todo.
Hoy, la batuta priísta la lleva el Gobernador. La llegada de Heriberto Huicochea a la dirigencia estatal, es producto de ese liderazgo. Los consensos se alcanzaron rápidamente. Hay claridad, en el sentido de respaldar las decisiones que salen desde Casa Guerrero. Mismas, que tienen su enorme dosis de razón.
Heriberto Huicochea se ha distinguido por su capacidad como operador político. Es cierto, trabaja con un perfil discreto. Pero siempre se aplica para entregar buenos resultados. En la elección de gobernador quedó patentizado. Y quien mejor, que alguien que conoce la estructura, el esqueleto, la maquinaria, que se la rifó con el Gobernador, para mantenerle en buena forma.
Desde esa perspectiva, los ejercicios de reunir a los alcaldes con los líderes seccionales, parece ser benéfico para la causa del PRI. Lo es, porque esa relación en territorio se podría ver fortalecida. No hay cabida, en el escenario, para comparecencias que golpeen la imagen de los presidentes municipales. Es claro, para donde irían las cosas. Levantar más el rating a nivel de piso. Allá donde se da el más importante de los debates.
Los seccionales necesitan calor y herramientas para el debate. Y los alcaldes requieren de respaldo a sus políticas de gobierno. Es evidente, que eso lo tendría muy claro el dirigente estatal del PRI. No olvidar, que tiene su lona recorrida. Siendo la inteligencia uno de sus principales atributos.
La tarea de Heriberto Huicochea no es la de confrontar y golpear a sus alcaldes. Es la de fortalecer a sus estructuras. Es la de coadyuvar en el mejoramiento de la imagen de los gobiernos emanados de su partido. Por eso, esa clase de reuniones deben contener un plan o estrategia para crecer. En especial en la capital del Estado, donde seguramente, el PRI no desea conceder nada.
Marco Antonio Leyva Mena, alcalde de Chilpancingo, encabeza un gobierno con vertientes interesantes. Esa información, debería fortalecer su relación con los seccionales del tricolor.
HHV; sabe lo que hace.
DE SALIDA: ¿A quién conviene, jugar con el rumor de que caen los bonos de aspirantes supuestamente palomeados en casa Guerrero, cuando falta tramo para 2018?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario